LA FRASE

LA FRASE: "Buscad la belleza, es la única protesta que merece la pena en este asqueroso mundo" (Ramón Trecet).

Pico Boum (3007m). (5 de Septiembre de 2021)

 Salida: Entrada al valle de Remuñé desde la carretera (1780m)

Llegada: Pico Boum (3007m)

Desnivel positivo acumulado: 1250m

Tiempo empleado en total: 7 horas contando paradas.

Distancia recorrida: 11km 600m.


Descarga el track en wikiloc: https://es.wikiloc.com/rutas-alpinismo/pico-boum-por-el-valle-de-remune-83610882

Ruta recorrida sobre el mapa del IGN.

DESCRIPCIÓN:

Un año después (maldito COVID) nos juntamos Juan Carlos y yo para volver a Pirineos, y más concretamente a subir un tresmil, y de esta manera cumplir con nuestro "ritual" de hacer algún tresmil o varios cada verano. Así pues, y casi sobre la bocina encontramos un fin de semana que teníamos libre ambos y daban buen tiempo para hacer este pico el domingo día 5 después de un buen madrugón y un viaje sin apenas circulación a Benasque.

Aparcamos el coche en una de esas áreas que hay en la carretera que sube desde Benasque al Hospital, concretamente una cerca de la zona de entrada al valle de Remuñé. La mañana es fresca pero en cuanto cogemos algo de altura el sol nos empieza a pegar en la espalda todo el rato al ir nosotros en dirección Oeste. Este valle es una maravilla de la naturaleza ya que no es tan transitado como otros y además tiene una orografía más agreste que otros. Entre charla y charla para ponernos al día vamos ganando altura muy poco a poco pero sí distancia, ya que la altura se gana de verdad a partir de la Pleta de Remuñé, junto al ibonet del mismo nombre. Hasta aquí ha sido un transitar sencillo cerca del torrente, que llevamos todo el rato a nuestra izquierda. En la Pleta de Remuñe se separan los caminos, uno sigue recto hacia el Portal de Remuñé y el otro, el que tomaremos a nuestra derecha se dirige al Pico Boum (pintadas en una gran roca lo indica). 

A partir de aquí la senda apenas se ve, solo queda guiarse por los numerosos hitos y por la orientación (N-NO) e ir subiendo a través de terrazas herbosas y rocas grandes aplanadas hasta llegar a la zona puramente rocosa en la que ya vemos el espolón que baja de la cresta Boum-Malpás. En este punto paramos a reponer energías; comemos y bebemos algo y en unos minutos nos ponemos en marcha primero por una zona de rocas enormes pulidas por el antiguo glaciar y más arriba por esquistos y lapiaces muy rotos que hacen la progresión más penosa. Afortunadamente no es mucho rato pues ya vemos el pico del día y nos dirigimos a la base de la chimenea por la que subiremos. Es una muy característica que tiene a su izquierda una zona más clara y a la derecha una zona más rojiza.

Paramos a ponernos los cascos y recoger bastones y nos ponemos en marcha, la adrenalina de la trepada empieza a correr por nuestras venas. Los primeros metros son los más difíciles puesto que es la zona más vertical y expuesta de la chimenea, son unos 15 metros hasta llegar a un hito que marca el paso por una repisa a nuestra izquierda, saliendo de la chimenea. Esta cornisa hace una especie de vuelta para retomar más arriba la propia chimenea pero ya por terreno más tendido y con más agarres hasta llegar a la misma arista fronteriza. Una vez aquí solo quedan unas cortas trepadas no tan expuestas y seguir la arista con cuidado hasta que alcanzamos la primera de las dos cimas con las que cuenta el Pico Boum. Hemos adelantado a dos cordadas, una de 3 que subía y otra de 6 miembros que bajaba y que iban ambas muuuuy despacio. Tanto es así que después de hollar la cima y hacer fotos aprovechando a descansar un poco nos pusimos de nuevo en marcha y unos aún no habían llegado a la cima y otros aún no habían llegado ni siquiera a la base de la chimenea. Pero a la bajada y en el último tramo, uno de ellos nos invitó a usar sus cuerdas para rapelar la última parte de la chimenea, gesto que agradecimos e hicimos uso de la misma aunque solo fuera para agarrarnos a ella en un corto tramo de unos 3 metros. Desde una pequeña cornisa bajamos ya sin peligro a la base de la chimenea, quitamos casco, cogimos bastones y emprendimos la vuelta por donde vinimos.

La vuelta fue bien, contentos por lo conseguido pero en un momento dado me dio un bajón sin esperarlo siendo que ya bajábamos, pero creo que una mala hidratación durante el recorrido me pasó factura. Paramos un rato y luego bajamos a ritmo más lento pero ya con otras sensaciones. Un refrigerio en una terraza de un bar de Benasque fue el broche final para esta estupenda jornada.

 Por la Pleta des Capellans.

Vistas hacia el Portal y Forca de Remuñé.

Caminando por la zona de bloques y esquistos con el Pico Boum ya a la vista.

Juan Carlos en la base de la chimenea esperando que me pusiera el casco y así ir los dos cerca para no lanzarnos piedras.

Desde las cimas del Boum (3007m) podemos ver, de drcha. a izda., Malpás, Crabioules, Perdiguero y Posets.

Cima del Pico Boum. Detrás el Mall Barrat y al fondo Las Maladetas.

Descuelgue aprovechando la cuerda de otra cordada.

En la bajada podemos disfrutar de las vistas hacia el Pico del Alba, los ibones de Remuñé, etc.

No hay comentarios:

Publicar un comentario