LA FRASE

LA FRASE: "Buscad la belleza, es la única protesta que merece la pena en este asqueroso mundo" (Ramón Trecet).

Pico Boum (3007m). (5 de Septiembre de 2021)

 Salida: Entrada al valle de Remuñé desde la carretera (1780m)

Llegada: Pico Boum (3007m)

Desnivel positivo acumulado: 1250m

Tiempo empleado en total: 7 horas contando paradas.

Distancia recorrida: 11km 600m.


Descarga el track en wikiloc: https://es.wikiloc.com/rutas-alpinismo/pico-boum-por-el-valle-de-remune-83610882

Ruta recorrida sobre el mapa del IGN.

DESCRIPCIÓN:

Un año después (maldito COVID) nos juntamos Juan Carlos y yo para volver a Pirineos, y más concretamente a subir un tresmil, y de esta manera cumplir con nuestro "ritual" de hacer algún tresmil o varios cada verano. Así pues, y casi sobre la bocina encontramos un fin de semana que teníamos libre ambos y daban buen tiempo para hacer este pico el domingo día 5 después de un buen madrugón y un viaje sin apenas circulación a Benasque.

Aparcamos el coche en una de esas áreas que hay en la carretera que sube desde Benasque al Hospital, concretamente una cerca de la zona de entrada al valle de Remuñé. La mañana es fresca pero en cuanto cogemos algo de altura el sol nos empieza a pegar en la espalda todo el rato al ir nosotros en dirección Oeste. Este valle es una maravilla de la naturaleza ya que no es tan transitado como otros y además tiene una orografía más agreste que otros. Entre charla y charla para ponernos al día vamos ganando altura muy poco a poco pero sí distancia, ya que la altura se gana de verdad a partir de la Pleta de Remuñé, junto al ibonet del mismo nombre. Hasta aquí ha sido un transitar sencillo cerca del torrente, que llevamos todo el rato a nuestra izquierda. En la Pleta de Remuñe se separan los caminos, uno sigue recto hacia el Portal de Remuñé y el otro, el que tomaremos a nuestra derecha se dirige al Pico Boum (pintadas en una gran roca lo indica). 

A partir de aquí la senda apenas se ve, solo queda guiarse por los numerosos hitos y por la orientación (N-NO) e ir subiendo a través de terrazas herbosas y rocas grandes aplanadas hasta llegar a la zona puramente rocosa en la que ya vemos el espolón que baja de la cresta Boum-Malpás. En este punto paramos a reponer energías; comemos y bebemos algo y en unos minutos nos ponemos en marcha primero por una zona de rocas enormes pulidas por el antiguo glaciar y más arriba por esquistos y lapiaces muy rotos que hacen la progresión más penosa. Afortunadamente no es mucho rato pues ya vemos el pico del día y nos dirigimos a la base de la chimenea por la que subiremos. Es una muy característica que tiene a su izquierda una zona más clara y a la derecha una zona más rojiza.

Paramos a ponernos los cascos y recoger bastones y nos ponemos en marcha, la adrenalina de la trepada empieza a correr por nuestras venas. Los primeros metros son los más difíciles puesto que es la zona más vertical y expuesta de la chimenea, son unos 15 metros hasta llegar a un hito que marca el paso por una repisa a nuestra izquierda, saliendo de la chimenea. Esta cornisa hace una especie de vuelta para retomar más arriba la propia chimenea pero ya por terreno más tendido y con más agarres hasta llegar a la misma arista fronteriza. Una vez aquí solo quedan unas cortas trepadas no tan expuestas y seguir la arista con cuidado hasta que alcanzamos la primera de las dos cimas con las que cuenta el Pico Boum. Hemos adelantado a dos cordadas, una de 3 que subía y otra de 6 miembros que bajaba y que iban ambas muuuuy despacio. Tanto es así que después de hollar la cima y hacer fotos aprovechando a descansar un poco nos pusimos de nuevo en marcha y unos aún no habían llegado a la cima y otros aún no habían llegado ni siquiera a la base de la chimenea. Pero a la bajada y en el último tramo, uno de ellos nos invitó a usar sus cuerdas para rapelar la última parte de la chimenea, gesto que agradecimos e hicimos uso de la misma aunque solo fuera para agarrarnos a ella en un corto tramo de unos 3 metros. Desde una pequeña cornisa bajamos ya sin peligro a la base de la chimenea, quitamos casco, cogimos bastones y emprendimos la vuelta por donde vinimos.

La vuelta fue bien, contentos por lo conseguido pero en un momento dado me dio un bajón sin esperarlo siendo que ya bajábamos, pero creo que una mala hidratación durante el recorrido me pasó factura. Paramos un rato y luego bajamos a ritmo más lento pero ya con otras sensaciones. Un refrigerio en una terraza de un bar de Benasque fue el broche final para esta estupenda jornada.

 Por la Pleta des Capellans.

Vistas hacia el Portal y Forca de Remuñé.

Caminando por la zona de bloques y esquistos con el Pico Boum ya a la vista.

Juan Carlos en la base de la chimenea esperando que me pusiera el casco y así ir los dos cerca para no lanzarnos piedras.

Desde las cimas del Boum (3007m) podemos ver, de drcha. a izda., Malpás, Crabioules, Perdiguero y Posets.

Cima del Pico Boum. Detrás el Mall Barrat y al fondo Las Maladetas.

Descuelgue aprovechando la cuerda de otra cordada.

En la bajada podemos disfrutar de las vistas hacia el Pico del Alba, los ibones de Remuñé, etc.

TR - La Erilla - Valdecofrades - Clldo. Horcajo - PR.Z-14.4 - La Erilla (17-04-2021)

Salida: Área de La Erilla (Alpartir)

Llegada: La Erilla, después de una circular por las alturas de Algairén.

Desnivel positivo acumulado: Unos 510m.

Tiempo empleado en total: 1h 50 min.

Distancia recorrida: 13.5km


Descarga el track en wikiloc: https://es.wikiloc.com/rutas-carrera-por-montana/erilla-valdecofrades-cdo-horcajo-pr-14-erilla-70336634


Ruta sobre el mapa del IGN.

DESCRIPCIÓN:

Salgo un fin de semana más a correr por los alrededores y me acerco con el coche hasta Alpartir aunque esta vez no lo dejaré en el pueblo ya que voy a recorrer la pista que se adentra en el Valle de Tiernas hasta donde se acaba la pista, en la zona conocida como La Erilla. Desde aquí saldré a repetir la ruta que hice el fin de semana pasado con Carlos pero que con la niebla que había entonces no pude sacar fotos ni disfrutar de las vistas. Hoy pondré remedio a esto.

A las 10 en punto cruzo la palanca de madera que se adentra en la senda de Valdecofrades y que sube de manera abrupta al principio y casi hasta el final, cuando se convierte en pista. Es una senda que hace giros constantemente y que según gana altura te permite observar poco a poco la belleza de esta zona. Cuando llego a la pista puedo trotar algo más y sigo ganando altura por el pinar hasta que llego al entronque de la pista de Valdedurán y Valdelagüés con la que yo llevo; unos metros más y debemos estar atentos a coger un sendero que sale a la izquierda, marcado con un mojón de piedras, y que sube por en medio de un bonito piner por senda hasta la parte alta, concretamente al Collado del Horcajo. Aquí podríamos subir a la emblemática cima de La Butrera a la derecha o tomar el camino de la izquierda, el que yo tomaré, para ir hacia la Cota sin nombre y seguir por la senda/pista de los Collados. Así pues, empiezo a ganar más metros entre alguna carrasca y mucha planta aromática hasta llegar a la Cota sin nombre y desde aquí ir bajando poco a poco por senda bien marcada aunque cuidado con las piedras que afloran desde el suelo pues podemos caer. Cuando se pierde la traza de senda giraremos un poco a la izquierda y aunque al principio no es evidente seguimos un camino ancho que terminará siendo pista forestal. Cuando esto pase recorreremos unos kilómetros de sube y baja un poco rompepiernas, es bastante "corrible" quitando algún tramo puntual más empinado.

Obviaremos un desvío por una senda a la izquierda (Valdelavar/Valdevillar creo que es) que algún día cogeré a ver dónde me lleva, y seguiremos por la pista hasta un gran collado con flechas indicativas en varias direcciones. Es el Collado de Valdecristina. Aquí soplaba el cierzo hoy de lo lindo, estuve a punto de ponerme el cortavientos pero como ya iba a descender hacia el valle lo descarté. Tomo el sendero PR-Z 14.4 que baja de manera decidida primero por sendero entre arbustos y aromáticas y luego nos internamos en un precioso bosque de pinos altos que haciendo zetas nos permite una bajada disfrutona y cómoda al ir corriendo sobre la pinocha. 

Llego al fondo del valle, a un cruce de caminos, Fuente de la Teja, Almonacid, Mosomero, Alpartir. Hay que tomar este último, el PR-Z 15 que en suave descenso por una zona muy bonita, sobre todo en primavera, nos llevará hacia La Erilla cruzando varias veces el río y pasando por las antiguas construcciones que antaño levantaron los hippies que poblaban el "Valle del amor".


Inicio de la ruta. Debemos cruzar ese pequeño puentecillo hacia la senda.

Vistas del fondo del valle desde la senda de Valdecofrades.

Pista de Valdecofrades una vez acabado el tramo de senda. 

Lugar donde abandonamos la pista de Valdecofrades y cogemos el desvío hacia el primer collado.

Senda que me llevará al collado del Horcajo.

Esa prominencia del fondo es la Cota sin nombre, vista desde el Collado del Horcajo.

Dejo atrás la sencilla cima de la Cota sin nombre.

Una mirada hacia lo que me queda por delante, un sube y baja continuo...

Las vistas se abren desde el Collado de Valdecristina. Aquí empezará el vertiginoso descenso hacia el fondo del valle.

La bajada por el bosque por el sendero PR-Z 14.4. Una maravilla para correr y disfrutar.

Enormes ejemplares de pino.

Llego al cruce de caminos ya de vuelta hacia La Erilla. Pero el deleite para los sentidos aún no ha terminado.

La senda PR-Z 15 va serpenteando entre la vegetación y cruzando riachuelos de vez en cuando.

Otro de esos rincones mágicos ya muy cerca de cerrar la circular de hoy.