LA FRASE DEL MES

LA FRASE DEL MES: "Buscad la belleza, es la única protesta que merece la pena en este asqueroso mundo" (Ramón Trecet).

Midi d´Ossau en... ¿solitario? (2884m). (13 de Septiembre de 2014)

Salida: Un km después de cruzar el Portalet (1710m)
Llegada: Midi d´Ossau (2884m)
Desnivel positivo acumulado: Unos 1350m.
Tiempo empleado: 8 horas contando largas esperas en las chimeneas.

Ascensión realizada en solitario.

Descarga del track en wikiloc: http://es.wikiloc.com/wikiloc/view.do?id=7795754



Perfil con los datos del GPS.

INTRODUCCIÓN:


El Midi d´Ossau es un pico que no necesita presentación, cualquier montañero que haya ascendido alguna cima en la divisoria entre Francia y España desde la Mesa de los Tres Reyes hasta la Gran Facha o incluso un poco más allá ha visto esta mole de origen volcánico que se yergue altiva y majestuosa en territorio francés. Es un pico deseado pero no por ello fácil, más bien al contrario ya que exige una buena preparación física pero sobre todo una técnica en las trepadas y destrepes o en su defecto saber rapelar. Por tanto, casco obligatorio de todas todas y la cuerda bastante aconsejable para el que sepa utilizarla. 

El paisaje desde su cima no tiene parangón en todo el Pirineo y es que al estar tan aislado y tan lejos de cualquier otro pico cercano, al que rebasaría además en altura, lo convierte en un mirador único donde obtener una panorámica de 360º limpia de obstáculos. Si a eso se le suma sus vertiginosos cortados y su pequeña cima, la sensación es aún mayor.

Para mi, este sábado de Septiembre fue un cúmulo de circunstancias que me decían que era el momento y que no podía desaprovechar la ocasión. Sin la compañía de mis dos habituales en correrías montañeras, Juan Carlos e Iñaki, tenía que ir a subir este pico antes de que se echara el mal tiempo encima, las primeras nieves, etc. Solo hubo un problema y es que es un pico saturadísimo los fines de semana de verano lo que provoca que tenga uno que esperar en las chimeneas ya sea para subir o para bajar. Todo esto me hizo perder un tiempo precioso y que se alargara la ascensión. 

ASCENSIÓN:

Salgo de La Almunia a las 5.15h y me planto en el aparcamiento que hay un kilómetro después de pasar el Portalet a las 7.30h. Acaba más o menos de amanecer pero ya hay gente que se dirige al mismo objetivo que yo y lo sé porque van todos con el mismo casco colgando de sus mochilas, color naranja, sin duda es un grupo que va con guía. Me doy prisa en ponerme las botas, asegurarme de que llevo todo y me pongo en marcha en pocos minutos. Hace fresco por lo que voy a un ritmo rápido ya de mañana. Los primeros rayos del sol empiezan a darle a la cima del Midi. Espero llegar a ella en unas horitas... 

Tras cruzar el puente debemos seguir un camino que se dirige al norte sin pérdida, la mole del Midi nos servirá de faro en este mar de prados dóciles. Como voy un poco rápido pero sin volverme loco, voy poco a poco adelantando grupos de guías y alguna pareja de amigos que supongo también van al Midi. Tras las lazadas que hace la senda llego al Col de Soum de Pombie (2129m) donde se tiene una vista espectacular del gigante. Ahora debemos perder algo de altura para llegar el Refugio de Pombie y su pequeño ibón del mismo nombre (2031m). Aquí cojo un poco de agua de la fuente que hay detrás del refugio y sigo sin perder demasiado tiempo. De momento voy muy bien en cuanto a tiempo invertido y desnivel superado. Tras el refugio paso a una zona de rocas conocida como la Grande Raillére de Pombie y poco después a una senda muy marcada que me lleva al Col de Souzon (2127m). Aquí hay que girar a la izquierda y dirigirse hacia la base de la pared, ya empiezo a ver bastante gente en dicho lugar. En fin, me lo tomo con resignación mientras voy acercándome a la pared. Cuando llego a la base toca esperar, un grupo con guía está en mitad de la primera de las chimeneas y después una pareja francesa con su hijo de unos 7-8 años (sic) entrará antes que yo. Menos mal que me he quitado mogollón de gente hasta llegar aquí que si no... me da algo. Esta primera chimenea se encuentra unos metros a la izquierda de una placa metálica que hay clavada en la pared (hay gente que sube por otra chimenea que hay a la derecha de esta placa pero no sé si será más o menos fácil que la habitual). Aprovecho para ponerme el casco, crema solar y avituallar un poco. Es mi turno, voy para allá; los primeros metros son verticales pero se suben bien hasta que llego a un estrechamiento que paso bien y llego hasta otro donde asoma una clavija, me agarro a ella y no sin esfuerzo consigo encaramarme a la parte alta del estrechamiento donde la cosa se suaviza bastante y sales de la chimenea. Es corta pero es más difícil que las dos posteriores ya que hay menos sitios donde poner pies y manos y además están pulidos en algún caso; para mi un grado II+ o rozando el III.

Superada la chimenea y mientras la peña recoge cuerdas y demás me escabullo y los dejo atrás. Toca caminar un rato y superar unas pequeñas terrazas con trazas de sendero en algún momento hasta que llego enseguida a la segunda chimenea. Esta es más espectacular ya que se ve más y es más alta que la primera, aunque eso sí, más fácil al haber más presas. Se puede ir por la pared pegadito y encajonado o un poco más a la derecha más libre de la pared aunque con mayor exposición. Yo subo por la zona de la izquierda pegado a la pared ya que hay un grupo subiendo por ahí y veo que suben bien, sin demasiados apuros. Subo bien, no es nada del otro jueves si estás acostumbrado aunque conviene no mirar abajo mientras estás en ella, como consejo. Un grado II normal aunque muy expuesto. Superada esta segunda chimenea hay que andar un ratillo ganando altura sin descanso. Cerca de los 2600m encuentro la tercera chimenea del Midi; es más tumbada que las dos anteriores y con numerosos puntos de apoyo y buenos agarres en roca buena. Un grado II- desde mi punto de vista. A la salida de esta chimenea nos encontraremos con una flecha con forma de cruz o una cruz con forma de flecha que marca el Portillón. Aquí es el punto donde acaban las hostilidades y comienza un largo y pesado tramo de andar a pleno sol en el día de hoy hasta llegar a la antecima del Midi, que destreparé ya ansioso y contento de ver el objetivo tan cerca. Desde el pequeño colladito subo en unos momentos a la cima del Grand Pic du Midi d´Ossau, el coloso está ahora bajo mis pies y aunque me hubiera gustado compartir este momento con alguien debo contener mi emoción y mi alegría disfrutando de las inacabables vistas hacia todos los sitios. Es un momento muy grande para mi, tantos años y tantos picos ascendidos desde los cuales veía el Midi y no llegaba el momento de ascenderlo, ha sido hoy y tengo que disfrutarlo, es un gran día.

Hago fotos a todos lados, como algo y bebo, charlo con una pareja vasca con la que he coincidido en algunos momentos de la subida y después con cinco madrileños con los que coincidiré en la bajada.

Después de media hora en la cima decido que hay que bajar, pues lo difícil del Midi está precisamente en bajarlo, en destrepar las chimeneas a pelo, como voy yo, y si encima debo esperar turno se puede eternizar el asunto.

Bajo pues hasta la flecha/cruz del Portillón y destrepo sin problemas la tercera chimenea, da la sombra y se agradece. Bajo tranquilo junto a un par de franceses que se lo toman con calma, incluso aseguran en esta tercera chimenea. Más adelante paran a descansar y me despido de ellos en mi francés de EGB... Voy en busca de la segunda chimenea y... hay tapón, grrrrr. Menos mal que cuando me acerco el tapón es para rapelarla, la chimenea por la que he subido hace un rato está libre así que para abajo. Los madrileños que estaban en la cima me preguntan si voy a bajar a pelo, y les digo que claro, que yo he venido sin cuerda, no me queda otra. Cuando voy a llegar al final de la chimenea veo que ellos se han cansado de esperar a los que rapelaban y han decidido destreparla también. Aunque con muchos apuros consiguen bajar los cinco. Me voy para abajo. Llego en breve a la primera chimenea y... hay tapón, y del gordo. Bufff, cuando les diga que yo voy a bajar a pelo me van a mirar raro, decido esperar a que se despeje. En esto llegan los madrileños de nuevo y como hemos coincidido tanto en el día de hoy y somos como de la familia, se ofrecen a hacerme una cosa rara con la cuerda y me dicen que rapele, ahora soy yo el que les mira raro, ¿yo?, ¿rapelar?, lo mío es trepar y destrepar, no sé usar la cuerda y el Midi me parece el lugar menos indicado para aprender. Pues bien, me convencen, que es muy fácil, que me aseguran desde arriba y que "siempre hay una primera vez para todo". Total, que ahí me tenéis con una cuerda en la cintura que pasa por detrás y sube por mi entrepierna, han montado un arnés con una cuerda y un mosquetón, no tiene mal aspecto. Me tiro para abajo y la cosa va, pero como lo mío es poner las manos y los pies en sitio seguro, no paro de buscar presas y el tío, olvídate de la pared, solo apoya los pies y tira para abajo; le hago caso y en un pis-pas estoy en la base de la chimenea. Prueba superada. Me desengancho el mosquetón y empiezan a rapelar ellos; como no me iba a ir así sin más, sin agradecerles su ayuda me quedo esperando a que bajen todos, darles las gracias y despedirme de ellos.

Ahora ya solo resta desandar el camino de la mañana hasta el collado Suzón, el refugio de Pombie donde beberé agua como un camello y llenaré la botella. Un breve descanso y para abajo que tengo ganas de llegar al coche y huir de este calor infernal. Mientras me alejo voy volviendo la cabeza de vez en cuando, el Midi impresiona y no te cansas de mirarlo, ha sido fiero pero se ha dejado. Hasta siempre Midi, ahora cuando te vea desde cualquier otra cima que suba, te miraré de otra manera. Ya formas parte de mi historia montañera.

Primeros rayos de sol sobre el Midi. Vista desde el aparcamiento.
Vista del Midi cerca del Col de Soum de Pombie.
Refugio y Lac de Pombie al punto de la mañana.
Mirada al norte del Col de Souzon (2127m).
Donde se junta la loma por la que va el sendero con la roca empieza la primera chimenea.
Atascos en la primera de las chimeneas. Toca esperar.
Vista de la primera chimenea por la que van la pareja francesa con el chavalín.
Subida de la segunda chimenea. Dos alternativas, por la izquierda junto a la pared o un poco a la derecha por la vira que se ve en la foto.
Mirada abajo una vez superada la segunda chimenea.
Comienzo de la tercera chimenea; en este punto más bien canal ancha todavía.
Cerca ya de la salida de la tercera chimenea. Arriba asoma la cruz/flecha del Portillón.
Ya queda muy poquito pero es lo más vertical, aunque con buenos agarres.
Se amplía el horizonte desde este punto, las vistas son generosas.
Ya estoy cerca de la cima; ¡¡qué poco queda!!
Solo queda bajar desde esta antecima al colladito y subir esos pocos metros hasta el Grand Pic.
Mirada hacia el Este desde la cima del Midi.
Mirada hacia el Oeste ahora. Abajo, los lagos de Ayous.
Ahora le toca el turno al Sur, desde Lecherines y Aspe hasta el Bisaurin.
Detalle de la otra cima del Midi, el Petit Pic du Midi, con un escalador en su cima.
Y como hay foto, hay cima. Grand Pic du Midi d´Ossau (2884m)
Vista hacia la antecima del Midi y abajo el embalse de Bious-Artigues.
Otra vez el pesado este que ya no sabe qué hacer para salir en las fotos.
Pic Peyreget ahí abajo y más allá el Portalet.
Ya en el descenso de la segunda chimenea vista desde arriba.
Como tengo que esperar en la bajada de la primera chimenea, me pongo a hacer fotos. Esta atrapa al Lurien, Palas, Balaitus, Frondellas y Arriel. Menuda pandilla.
Y más fotos mientras espero.
Desde el Portalet mirada atrás como despedida del gran Midi d´Ossau.

11 comentarios:

  1. Enhorabuena Miguel Angel,
    Esta cima es de las que no se olvidan!
    Saludos.

    ResponderEliminar
  2. Hola:

    Has estado valiente par subir y bajar sin cuerda. Hace años que subí y llevábamos hasta una hormigonera por si había que echar cemento, jajajaja. David tiene razón, es una cima que no se olvida fácilmente.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  3. Otra bonita montaña a la saca!! Es una pena como se pone de gente estos fin de semana de verano... pero es una montaña con un magnetismo especial que atrae a todo el mundo

    Un saludo!

    ResponderEliminar
  4. Mi más sinceras felicitaciones. Cuando me preguntaste por las chimeneas no creí que te ibas a subirlo en solitario. Ya te dije que no tendrías problemas. Lo malo es la gente, pero qué le vas a hacer. Es inevitable. Menudos recuerdos me ha traído la reseña!!!! Y además has rapelado. Tenemos que practicar un poco eso del rápel, que la verdad es que es muy fácil y nos permitiría hacer algunas crestas que ahora tenemos vedadas.
    Jodo, Miguel, pocas salidas este verano pero de calidad, eh? Lo dicho, mis más sinceras y efusivas felicitaciones!!,

    ResponderEliminar
  5. Hola a todos,

    David, desde luego que no la olvidaré nunca, la he disfrutado muchísimo. Por cierto, llevaba tu track que como de costumbre es una garantía.

    Jorge, no sé si valiente o imprudente, el caso es que al no saber utilizar cuerdas ni arneses, no me queda otra. Eso sí, subí bien las chimeneas por lo que eso me daba cierta seguridad.

    Luis, bonita no, preciosa!!, jeje, y más las vistas desde su cima. Lástima las aglomeraciones pero contaba con ello, a mi que me gusta la soledad en la montaña subir un pico con tanta gente le quita encanto pero el Midi es el Midi, no hay mucho más que decir, ¿verdad?.

    Juan Carlos, la verdad es que aunque siempre he querido subirlo como tú ya sabes, nunca llegaba el momento y fue un poco "ahora o nunca" así que te consulté por la dificultad de las chimeneas de primera mano, estuve atento toda la semana a la meteo y llegó la hora. Sí que deberíamos meternos más en el tema cuerdas para poder llegar a sitios que sin ellas nos quedamos con las ganas. Y como bien dices, pocas salidas este verano pero de mucho nivel, la cresta de Bachimala y el Midi no se hacen todos los veranos; tengo que disfrutarlo.

    Un saludo y gracias por vuestra visita y las felicitaciones.

    ResponderEliminar
  6. Aupa Mava.En primer lugar enhorabuena por lo conseguido además en solitario. Te diré que he estado dos veces en el Midi y también subí sin cuerda pero era más joven que ahora que ya hoy no subiría. Cuando yo subí en la primera chimenea había varias clavijas que hoy no están y era más facil el subir. Tambien te diré que la segunda vez que estuve en la segunda chimenea al bajar me agarré a una cuerda para quitar un poco el miedo. Que sigas disfrutando.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  7. Hola Xabier,

    Así que dos veces!!, eso sí que está bien, es un disfrute esta montaña desde luego.
    Con varias clavijas la primera chimenea se subiría y bajaría muy bien, ahora con solo una hay que estirarse como un chicle para llegar a la parte superior, jeje.

    Gracias por tu visita y las felicitaciones.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  8. Aupa Miguel, se te ve sobrado por estos terrenos, diría que ni te has despeinado para llevarte el Midi al zurrón. Además, rapelando, explorando un nuevo mundo... Que tiemblen los tresmiles que os faltan, me parece que has abierto la veda.

    Me alegro un montón, Miguel, has hecho pocas cosas este verano pero de un nivel tremendo.

    Un saludo !

    ResponderEliminar
  9. Hola Iñaki, me alegra leerte por aquí. Tanto como sobrado no subo, jeje, pero sí que lo subí tranquilo y bastante seguro. Me había leído varias reseñas de gente que conozco cómo van a la montaña (David Naval, igertu, gruta, Teo) y lo llevaba muy estudiado, no como otros picos en los que soy más "dejado".

    Gracias por tus comentarios, ¡nos vemos!

    ResponderEliminar
  10. Gracias por el blog M. Ángel. Hasservido de referencia en muchas de mis ascensiones. Me parecen de las mejores, son de las que verdaderamente te fías. También he pisado la cima delGran Pic, y para mi es lo más grande que he hecho en la vida. Puedes estar orgulloso. Gracias por tu trabajo.
    Saludos desde Mallén!!!!

    ResponderEliminar
  11. Hola Pedro, gracias por tu comentario. Así dan ganas de seguir compartiendo rutas y me animáis con el blog. Del Midi, ¿que puedo decir que no se haya dicho ya? Majestuoso e inolvidable su ascensión.

    ResponderEliminar