LA FRASE

LA FRASE: "Buscad la belleza, es la única protesta que merece la pena en este asqueroso mundo" (Ramón Trecet).

Cresta Peña Sabocos - Peña Roya. (16 de Junio de 2019)

Salida: Final de la pista de Hoz de Jaca (1860m).
Llegada: Peña Sabocos (2755m) y Peña Roya (2571m).
Desnivel positivo acumulado: 1180m.
Tiempo empleado total: 5 horas y media.
Distancia recorrida: 11,6 km.

Ascensiones realizadas con Juan Carlos.

Descarga el track de la ruta en wikiloc: https://es.wikiloc.com/rutas-alpinismo/sabocos-pena-roya-38041213



Powered by Wikiloc

Ruta marcada sobre el mapa del IGN.
INTRODUCCIÓN:


Ya hacía mucho que no coincidíamos Juan Carlos y yo por temas de agenda para volver a hacer algo por el Pirineo. Es lo que hay y mientras tengamos tantas obligaciones es algo que nos va a lastrar mucho en nuestro devenir montañero así que hay que aprovechar cuando se abre una pequeña rendija en nuestros quehaceres laborales/familiares, etc.

Yo ya había subido al Sabocos hace años, concretamente 12 junto a Eugenio y me dejó muy buen sabor de boca (Puedes verlo pinchando aquí). Juan Carlos, por el contrario, lo tenía pendiente y le tenía muchas ganas así que si lo subíamos y además hacíamos la cresta que une el Sabocos con el Peña Roya pues nos quedaba una salida mucho más completa.

DESCRIPCIÓN:

No me extenderé mucho en la descripción pues ya lo hice en la reseña en su día, pero sí debo decir que esta vez había mucho menos nieve que entonces ya que la anterior lo subí en Mayo de un buen año de nieves además. Esta vez fue a mitad de Junio de un invierno bastante parco en nieve pero aún así al ser una zona orientada al norte y con una pared que impide que le pegue el sol hasta bien avanzado el verano, suele por tanto conservar nieve durante bastante tiempo.

Una vez llegados a Hoz de Jaca tomamos la larga pista que va subiendo haciendo lazadas hasta que dejamos el coche cerca de la zona de Petrosos, en la estación de esquí de Panticosa. Justo antes de un ramal que desciende hasta las instalaciones. Luego iremos subiendo por la pista tirando siempre hacia los desvíos a la derecha hasta que llegamos al Ibón de Asnos. Aquí pasaremos cerca de su orilla y nos iremos acercando a la zona de subida a los picos, que los tenemos justo enfrente en todo momento. La senda a veces se va perdiendo pero con algo de orientación y sentido común se va cogiendo siguiendo marcas de una variante de la GR-11.

Cuando llegamos a la zona de nieve, en esta ocasión ya muy cerca de la pala de subida, paramos a comer algo y poner crampones puesto que la nieve está muy dura. Poco a poco iremos ganando altura e inclinación hasta que la cosa se pone fea, hay poca nieve en un punto determinado y la progresión en mixto con nieve, hielo y roca desaconseja seguir peleándonos con la nieve por lo que decidimos subir algo más hasta un punto en el que treparemos, ya sin crampones, buscando alcanzar la cresta y así subir más cómodos al Sabocos. Normalmente, con mejores condiciones de nieve se llega a una especie de puente o cresta perpendicular a la principal y así enlazamos pero esta vez estaba muy fea la cosa.

Desde la cresta, en el punto en el que nos hemos encaramado nosotros, solo tenemos unos minutos hasta llegar el vértice geodésico de la Peña Sabocos (2757m).

Aquí descansaremos y abrigaremos algo. También picaremos algo sólido y decidimos que haremos la cresta hasta Peña Roya. Es una cresta sencilla que se hace prácticamente andando exceptuando algún pequeño paso en el que poner las manos por seguridad, sin más. Cerca de una hora después llegamos al Portiello o Brecha donde dejamos las mochilas y en un momento visitamos la cima del Peña Roya (2571m) en la que hay restos de alguna estación meteorológica o algo parecido.

Volvemos a por las mochilas, y bajamos por una empinada costera primero sobre roca y luego por nieve, pero sin que hagan falta los crampones por estar blanda y que la pendiente se va suavizando facilitando un descenso cómodo y rápido. Bajamos hasta entroncar con el camino que cogimos a la ida, ya cerca del ibón de Asnos y llegamos al coche con un calor sofocante pero contentos de haber retomado nuestro contacto con el Pirineo.

Vista hacia el Sabocos y la cresta después de pasar el ibón de Asnos.

Mirada atrás con el Ibón de Asnos abajo, al fondo el Midi, etc.

Iniciamos el ascenso por la pala de subida al pico Sabocos.

Foto hacia abajo a mitad de la pala más o menos. En breve saldríamos de aquí buscando la seguridad de la roca.

Zona de mixto bastante pestosilla e incómoda de progresar. 

Foto que me saca Juan Carlos ya en roca limpia de nieve.

Fotos ya desde la cima hacia un mar de picos. Vista hacia Tendeñera. A la izquierda, el Vignemale.

Ahora vistas hacia la cresta que recorreríamos en breves momento hacia el Peña Roya.

Cima del Sabocos (2757m).

Ahora vemos el Sabocos, la pala por donde subimos y a la derecha la cresta que recorrimos para unir las dos cimas de hoy.

Eriste-Anciles-Eriste por la Selva de Conques. (25 de Septiembre de 2018)

Salida: Eriste, aparcamiento junto a la carretera. 
Llegada: Eriste tras pasar por Anciles y la Selva de Conques.
Desnivel positivo acumulado: Unos 150m.
Tiempo empleado total: 1 hora 45 minutos.
Distancia recorrida: 4,90 km

Descarga el track de la ruta en wikiloc: https://es.wikiloc.com/rutas-a-pie/eriste-anciles-eriste-por-conques-29421946


Powered by Wikiloc

Ruta marcada sobre el mapa del IGN.

INTRODUCCIÓN:

Último día de nuestra pequeña escapada a Benasque/Benás y no lo vamos a desaprovechar. Aunque es el día de vuelta no dejaremos de hacer una pequeña y sencilla ruta por estos bonitos parajes que siempre dejan tan buen sabor y de paso metemos el gusanillo de la montaña a los peques. Para este último día en el valle haremos otra ruta circular en la que partiendo de Eriste/Grist llegaremos a Anciles/Ansils y pasaremos por un tupido bosque llamado "Selba de Conques" para volver de nuevo a Eriste.

DESCRIPCIÓN:

Dejamos el coche en la zona de aparcamientos que hay al lado de la carretera que pasa por Eriste al lado del Embalse de Linsoles. Andaremos un poco por la carretera en dirección a Benasque y cruzaremos el puente por la cola del embalse para pasar a la otra orilla. Aquí hay un cartel grande que explica un poco lo que vamos a ver. Se seguirá el PR-HU 34.

Toda esta primera parte transcurre sobre pista forestal más o menos ancha pasando por la parte alta de la urbanización Linsoles, dejando a mano derecha alguna granja y prados. El camino es agradable y sin apenas desnivel; así llegamos hasta el precioso pueblo de Anciles donde aconsejo callejear sin rumbo para conocer este pequeño pueblo y seguir la ruta una vez atravesada la localidad. Hay pequeñas señales en alguna calle indicando la ruta. Nosotros, como estuvimos paseando la tarde anterior no nos detenemos demasiado.

Cuando ya hemos dejado atrás Anciles/Ansils la pista que llevábamos va estrechándose y dando paso a un sendero que se adentra, casi sin darnos cuenta, en el bosque, la Selba de Conques. La vegetación nos rodea cada vez más y el musgo, las setas, los árboles y arbustos se multiplican por doquier. Parece mentira que haya cambiado tanto el paisaje en tan poco rato. En este tramo comenzaremos a subir primero lentamente y luego encontramos algún repecho pero sin más historia. También cruzaremos algún regato de agua que hace las delicias de los chicos junto a las setas, claro.

En un punto determinado se puede optar por seguir subiendo más colina arriba o tomar un desvío a la derecha que es el que tomaremos nosotros y a veces llaneando, a veces en ligero descenso nos irá acercando a las casas de Conques. Es este un caserío que formaban unas pocas casas en su momento y donde se celebraban campamentos de verano; ahora mismo gran parte se encuentra en ruinas excepto una casa señorial de estilo francés. Cerca hay una ermita dedicada a San Esteban pero no nos acercamos a ella por olvido (sic).

Desde Conques ya solo tenemos que tomar un camino en ligero descenso que poco a poco va ensanchándose y que nos llevará de nuevo al Embalse de Linsoles entre vegetación de ribera dejando atrás la más típica de bosque. Junto a la orilla del embalse paramos a picotear algo y luego al coche dando por terminado nuestro fin de semana largo en Benasque, no sin antes dirigirnos a dicha localidad a comer antes de volver a casa. Hay que aprovechar hasta el último instante.

Inicio del camino nada más cruzar el puente sobre el Ésera.

Camino de Anciles desde Eriste.

Anciles/Ansils va quedando atrás y más abajo mientras nos vamos alejando.

Ya entramos en la Selba de Conques. El color verde es el claro ganador en esta zona.

Setas y más setas en la Selba de Conques. Había a montones y casi hasta olía el aire a setas.

Seguimos disfrutando del bosque y sus senderos tapizados por la vegetación.

Casa señorial de Conques. Muy abandonada, como el resto de edificaciones del lugar.

Uno de los arroyos que cruzamos durante la ruta de hoy.

Y como broche final, la llegada al Embalse de Linsoles, junto a Eriste.