LA FRASE

LA FRASE: "Buscad la belleza, es la única protesta que merece la pena en este asqueroso mundo" (Ramón Trecet).

Eriste-Anciles-Eriste por la Selva de Conques. (25 de Septiembre de 2018)

Salida: Eriste, aparcamiento junto a la carretera. 
Llegada: Eriste tras pasar por Anciles y la Selva de Conques.
Desnivel positivo acumulado: Unos 150m.
Tiempo empleado total: 1 hora 45 minutos.
Distancia recorrida: 4,90 km

Descarga el track de la ruta en wikiloc: https://es.wikiloc.com/rutas-a-pie/eriste-anciles-eriste-por-conques-29421946


Powered by Wikiloc

Ruta marcada sobre el mapa del IGN.

INTRODUCCIÓN:

Último día de nuestra pequeña escapada a Benasque/Benás y no lo vamos a desaprovechar. Aunque es el día de vuelta no dejaremos de hacer una pequeña y sencilla ruta por estos bonitos parajes que siempre dejan tan buen sabor y de paso metemos el gusanillo de la montaña a los peques. Para este último día en el valle haremos otra ruta circular en la que partiendo de Eriste/Grist llegaremos a Anciles/Ansils y pasaremos por un tupido bosque llamado "Selba de Conques" para volver de nuevo a Eriste.

DESCRIPCIÓN:

Dejamos el coche en la zona de aparcamientos que hay al lado de la carretera que pasa por Eriste al lado del Embalse de Linsoles. Andaremos un poco por la carretera en dirección a Benasque y cruzaremos el puente por la cola del embalse para pasar a la otra orilla. Aquí hay un cartel grande que explica un poco lo que vamos a ver. Se seguirá el PR-HU 34.

Toda esta primera parte transcurre sobre pista forestal más o menos ancha pasando por la parte alta de la urbanización Linsoles, dejando a mano derecha alguna granja y prados. El camino es agradable y sin apenas desnivel; así llegamos hasta el precioso pueblo de Anciles donde aconsejo callejear sin rumbo para conocer este pequeño pueblo y seguir la ruta una vez atravesada la localidad. Hay pequeñas señales en alguna calle indicando la ruta. Nosotros, como estuvimos paseando la tarde anterior no nos detenemos demasiado.

Cuando ya hemos dejado atrás Anciles/Ansils la pista que llevábamos va estrechándose y dando paso a un sendero que se adentra, casi sin darnos cuenta, en el bosque, la Selba de Conques. La vegetación nos rodea cada vez más y el musgo, las setas, los árboles y arbustos se multiplican por doquier. Parece mentira que haya cambiado tanto el paisaje en tan poco rato. En este tramo comenzaremos a subir primero lentamente y luego encontramos algún repecho pero sin más historia. También cruzaremos algún regato de agua que hace las delicias de los chicos junto a las setas, claro.

En un punto determinado se puede optar por seguir subiendo más colina arriba o tomar un desvío a la derecha que es el que tomaremos nosotros y a veces llaneando, a veces en ligero descenso nos irá acercando a las casas de Conques. Es este un caserío que formaban unas pocas casas en su momento y donde se celebraban campamentos de verano; ahora mismo gran parte se encuentra en ruinas excepto una casa señorial de estilo francés. Cerca hay una ermita dedicada a San Esteban pero no nos acercamos a ella por olvido (sic).

Desde Conques ya solo tenemos que tomar un camino en ligero descenso que poco a poco va ensanchándose y que nos llevará de nuevo al Embalse de Linsoles entre vegetación de ribera dejando atrás la más típica de bosque. Junto a la orilla del embalse paramos a picotear algo y luego al coche dando por terminado nuestro fin de semana largo en Benasque, no sin antes dirigirnos a dicha localidad a comer antes de volver a casa. Hay que aprovechar hasta el último instante.

Inicio del camino nada más cruzar el puente sobre el Ésera.

Camino de Anciles desde Eriste.

Anciles/Ansils va quedando atrás y más abajo mientras nos vamos alejando.

Ya entramos en la Selba de Conques. El color verde es el claro ganador en esta zona.

Setas y más setas en la Selba de Conques. Había a montones y casi hasta olía el aire a setas.

Seguimos disfrutando del bosque y sus senderos tapizados por la vegetación.

Casa señorial de Conques. Muy abandonada, como el resto de edificaciones del lugar.

Uno de los arroyos que cruzamos durante la ruta de hoy.

Y como broche final, la llegada al Embalse de Linsoles, junto a Eriste.

Gorgas de Alba. (24 de Septiembre de 2018)

Salida: Aparcamiento frente al hotel Turpi (1535m) en la carretera a los Baños.
Llegada: Gorgas de Alba. (1655m)
Desnivel positivo acumulado: Unos 170m.
Tiempo empleado total: 1 hora 45 minutos.
Distancia recorrida: 2,95km

Descarga el track de la ruta en wikiloc: https://es.wikiloc.com/rutas-a-pie/gorgas-de-alba-29281807


Powered by Wikiloc

Ruta marcada sobre el mapa del IGN.

INTRODUCCIÓN:

Segundo día entero de nuestras minivacaciones en Benasque y segunda ruta familiar por este precioso valle. Si el día anterior hicimos una excursión a la zona de Aigualluts hoy nos quedaremos más dentro del valle y haremos una ruta más ligera que la de ayer. Además será bastante distinta pues la de hoy discurre íntegramente por bosque, tiene menos desnivel y es más corta.

DESCRIPCIÓN:

Dejamos el coche en un espacio que sirve de aparcamiento enfrente del coqueto hotel Turpi, que se encuentra en la carretera que sube a los Baños de Benasque poco antes de cruzar el río Ésera. 
Cruzamos andando el puente sobre el río y a los pocos metros, a la izquierda, vemos un cartel del Parque Posets-Maladeta y una pintada en una roca indicando el inicio del sendero botánico. Y es que la ruta tiene distintos paneles colocados en el pie de distintos árboles y arbustos.

Al principio iremos entre claros y bosque poco espeso pero conforme avanzamos la frondosidad de los árboles va en aumento y pronto nos encontramos arropados por la vegetación. Esta parte inicial será en la que ganaremos cierta altura aunque sin ser fuerte en ningún momento.
Sí hay algún paso en el que tuvimos que ayudar al pequeño por haber "escalones" de piedras grandes pero nada importante. Lo más destacado de esta primera parte será un mirador con banco de madera orientado hacia las Gorgas que visitaremos luego. Desde aquí nos hacemos una idea de lo que nos encontraremos al llegar y del bosque que debemos cruzar hasta ellas. Si esta parte es de bosque mixto, pinos, abetos, tejos y abedules compiten entre ellos, más adelante será el haya la especie dominante con su bella y típica alfombra de hojas en el suelo.

Cruzaremos varios riachuelos que bajan de valle arriba y pronto nos topamos con una señal que indica el bucle que haremos. Seguimos en dirección Sendero Botánico y recorremos esta parte por un bonito bosque cruzando algunos puentes de madera sobre arroyos y otro banco donde poder descansar bajo un tronco que crece doblado en un ángulo inverosímil. Descenderemos hasta entroncar con el desvío anterior y llegamos a un puente sobre el río donde ya vemos las cascadas.

Cruzando este puente metálico y dirigiéndonos unos metros a la derecha alcanzamos un mirador sobre las Gorgas que invita a quedarte un buen rato disfrutando del sonido del agua al caer sobre el río. El espectáculo merece la pena y los chicos disfrutan al salpicarles una fina lluvia de gotas por la fuerza del agua al caer.

Hacemos unas cuantas fotos y nos vamos de vuelta, con el río ahora a nuestra izquierda pues volveremos por la margen opuesta al camino de ida. Poco a poco vamos perdiendo metros y el bosque va abriéndose lentamente regresando los pinos y abetos en sustitución de las hayas. Una breve subida empinada y de nuevo un cómodo sendero nos lleva hasta la carretera de los Baños un poco antes del hotel Turpi cerrando así el círculo de esta bonita y recomendable excursión familiar.

Inicio del Sendero Botánico, al lado de la carretera.

Mirador sobre las Gorgas y el bosque por el que andaremos para llegar a ellas.

Vistas desde un claro del bosque hacia el otro lado del valle donde se aprecia una cascada.

Uno de los múltiples arroyos que cruzaremos en nuestro recorrido por el bosque.

Descenso fuerte por el hayedo en busca del río y las cascadas.

Vista de las Gorgas, al fondo, desde el puente metálico que hay que cruzar.

Foto a las dos cascadas principales desde el mirador de las Gorgas de Alba.

Foto a la cascada más alta de las Gorgas de Alba.

Los chicos conversando en el camino de regreso.