LA FRASE DEL MES

LA FRASE DEL MES: "Buscad la belleza, es la única protesta que merece la pena en este asqueroso mundo" (Ramón Trecet).

Paseos por Canfranc-Estación (19 de Julio de 2014)

Paseo de los Melancólicos y Paseo de los Ayerbe.

Hoy os traigo una ruta que es idónea para hacer con niños ya que no tiene desnivel apreciable y vas en todo momento por bosque, por pista y sin pérdida. Todo esto con el aliciente de rodear la población de Canfranc-Estación disfrutando de la vista de su maravillosa, aunque abandonada, estación de ferrocarril.

Esta excursión fue una de las tres que hicimos en nuestras exiguas vacaciones familiares que pasamos en Jaca. El primer día tomamos el telecabina de Panticosa para hacer el Ibón de Sabocos andando, el segundo día fue el de esta entrada, los paseos alrededor de Canfranc-Estación y el último día hicimos una corta aunque interesante ruta a la Ermita de la Virgen de Iguácel, en la Garcipollera.

Pero vamos al grano, esta excursión de hoy en realidad son dos paseos diferentes que perfectamente pueden unirse cuando se llega ya sea por uno u otro camino a la carretera ya que la población tiene el bosque y el monte tan pegado que sales por una calle y te metes ya en el bosque, un deleite para los que amamos la Naturaleza. Opté por hacer primero el Paseo de los Melancólicos ya que es algo más largo que el otro y porque tiene alguna corta subida. Después hicimos el Paseo de los Ayerbe ya que es prácticamente llano e incluso de bajada la última parte. Como he dicho antes sin dificultad física, aunque eso sí siempre que se va con niños pequeños hay que tener cuidado de que no se acerquen en exceso a la vera de la pista o sendero ya que la parte que da hacia afuera hay que evitarla para prevenir caídas.

Para coger el Paseo de los Melancólicos debemos atravesar toda la localidad de Canfranc-Estación en dirección a Francia y tras dejar un desvío que marca a la zona industrial (sic) coger el siguiente a la derecha que cruza el río Aragón por un puente y se interna por pista en el bosque. Dejamos el coche donde podamos al lado de la pista sin entorpecer y seguimos hasta que vemos la flecha que marca el Paseo. Una vez recorrido (obviamos los desvíos que suben ladera arriba) bajamos hasta la carretera y pasamos por la pequeña presa que hay a la entrada del pueblo. Seguimos entrando por la calle principal hasta que vemos una calle a la izquierda que sube en diagonal en una pronunciada cuesta, esta calle ya es la de los Ayerbe y al final de la misma comienza el paseo por el bosque. La misma pista muere de nuevo en la carretera pero justo al final de la población. Por tanto, ruta circular sin complicaciones ni pérdidas.

Más información en los enlaces siguientes:
http://www.canfranc.es/senderos/fichas.php?id=1
http://www.canfranc.es/senderos/descripcionR.php?id=1

Inicio del Paseo de los Melancólicos. Bien marcado por flecha y más adelante por marcas de PR.
Al principio hay que bajar un poco hasta llegar a una zona llana.
Vista trasera de la Estación Internacional de Canfranc.
Otra vista de la Estación con el monte detrás. Vagones abandonados en primer término.
Mamá y los pequeños transitando por la zona larga y llana que va paralela a la estación.
Foto sacada desde una tronera de uno de los búnkeres que hay en esta zona.
Vista exterior del búnker donde nos metimos Marcos y yo.
Cartel explicativo sobre la presencia de numerosos búnkeres en la zona de Canfranc.
Llegamos a la pequeña presa y minicentral que hay en la salida de Canfranc-Estación.
Una zona de descanso en el Paseo de los Ayerbe. Aquí comimos algo y descansaron los chicos.
Así es el bonito Paseo de los Ayerbe, sencillo y cruzando un bosque.
Como vamos tranquilos nos da tiempo a hacer fotos, como esta de unos Martagones (Lilium martagon)
Marcos y Pablo aguantando como unos campeones todo el camino.
Y como despedida de nuestra estancia en Canfranc-Estación no podía faltar la foto de rigor.

No hay comentarios:

Publicar un comentario