LA FRASE DEL MES

LA FRASE DEL MES: "Buscad la belleza, es la única protesta que merece la pena en este asqueroso mundo" (Ramón Trecet).

Ibón de Piedrafita. (25 de Agosto de 2013)

Salida: Aparcamiento de Lacuniacha. (1350m)
Llegada: Ibón de Piedrafita. (1612m)
Desnivel acumulado: 310m
Tiempo empleado: 1 hora de ida y otra de vuelta.

Descarga del track en wikiloc: http://es.wikiloc.com/wikiloc/view.do?id=5121705


Perfil de la ruta y datos del GPS.

Sin darle muchas vueltas a la cabeza nos decidimos por hacer esta ruta corta y sin dificultad viendo que el fin de semana iba a estar bueno, sin lluvias ni excesivo calor y así de paso salíamos, por fin, los cuatro a la montaña. Era la primera vez que el pequeño Pablo montaba en la mochila de espalda y tenía mis dudas de si  iba a aguantar, que lo hizo, como un campeón. También el mayor soportó con estoicismo las caminatas que su padre se empeña en hacer y lo mejor de todo, lo hace disfrutando de todo lo que rodea a la propia excursión. Si hace un mes estuvimos en el ibón de Espelunziecha esta vez íbamos a ir a otro ibón aunque más grande y en un entorno espectacular, a los pies de la Sierra de la Partacua destacando Peña Telera sobre todo.

El primer tramo de la ruta va por pista dejando atrás el Parque Faunístico de Lacuniacha y aunque se puede llegar muy cerca del ibón siguiendo totalmente la pista, nosotros acortamos un par de veces por donde está marcado, así por tramos de senda va uno más cómodo y es mucho más bonito. Todo de subida hasta llegar a un poste que marca con flecha el ibón, ya estamos muy cerca. Hasta ahora todo ha sido caminar por terreno más o menos uniforme y liso, ya sea por la pista o por la hierba del sendero. Pero ahora el camino va al lado del torrente que baja del ibón de Piedrafita y hay que sortear piedras grandes y estar atentos por dónde van los peques. Ya se intuye el final y Marcos se anima, quiere ver el ibón y se le nota contento, pero nada comparado con su cara cuando por fin lo ve, se queda impresionado, imagino que no se lo esperaba tan grande; así que enseguida baja la pequeña loma en la que estábamos y corre hacia la orilla. Da gusto verlos así, disfrutando de la Naturaleza y de estas cosas, tan simples y a la vez tan importantes.

Comemos cerca de la orilla, sesión de fotos (el cansino de papá que no para con la cámara) y vuelta tranquila hasta el coche, no hay prisa, el día sigue estupendo y queremos empaparnos de montaña hasta que podamos regresar al Pirineo y hacer otra ruta nueva. Esperemos que pronto.

Inicio del camino por la pista.
Ahora un rato por sendero que se va mejor por la hierba.
Continuamos por el sendero. Marcos sigue a mamá que abre camino.
Vistas hacia la Bal de Tena con Panticosa y el embalse de Búbal abajo.
Los tres hombres de la casa disfrutando del Pirineo.
Desvío desde la pista hacia el sendero que lleva al ibón.
Mamá y Marcos van por delante en el tramo más bonito del recorrido, el que va junto al torrente.
Parada a la sombra para hacer una foto.
Ya estamos muy cerca. Las paredes de la Partacua nos vigilan.
El descanso del guerrero; un bocata en un entorno privilegiado.
Foto de familia junto a las aguas del ibón.
Vista general del ibón de Piedrafita. Volvemos a casa.
Pablo en su estreno mochilero. ¡Qué bien has ido ahí, granuja!
Vista del refugio de Piedrafita.

8 comentarios:

  1. Bueno, bueno, la familia montañera al completo! Al final os salió buen día, eh? Muy chula la foto de Marcos con el bocata.

    ResponderEliminar
  2. Aupa Mava. Como disfrutas con tu familia enseñando esos bonitos parajes.El día lo tuviste estupendo.Haber si tus hijos salen tan buenos montañeros que su padre.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  3. Hola,

    Pues sí, el día salió redondo, buen tiempo, los chicos lo pasaron muy bien y aguantaron perfectamente, así que los papás encantados de la vida. El sitio yo ya lo conocía pero para el resto de la familia fue todo un descubrimiento.

    Gracias a los dos por comentar.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  4. Me encanta, a ver si nos animamos nosotros a dar esos paseos que tienen muy buena pinta. Pero no nos metais mucha caña eh?

    ResponderEliminar
  5. Hola Mava:

    Las salidas familiares son de lo mejor. Y si al pequeño le sale la vena andarina será fantástico.

    Te pongo entre mis blogs de referencia y me pongo de seguidor tuyo.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  6. Hola,

    Jaime, ya sabes que cuando queráis será un placer que nos acompañéis en estas rutillas cortas pero que dejan muy buen recuerdo.

    Jorge, bienvenido al blog, espero que encuentres rutas que sean de tu interés. Te doy la razón en que las salidas familiares tienen un "algo" especial ya que vas sin prisas, sin peligro, relajado y disfrutando del entorno de una manera diferente a cuando va uno a por objetivos más ambiciosos. Y si a eso le sumamos que los peques disfrutan... pues no se puede pedir más.

    Un saludo a ambos y gracias por entrar a comentar.

    ResponderEliminar
  7. Me parece una ruta preciosa por los Pirineos, esta me la apunto para la siguiente.
    Menudos paisajes!
    ¿Es factible recorrer toda esta ruta con niños? o ¿hay que prepararse como una familia de montañeros? :-)

    Enhorabuena por el blog!

    ResponderEliminar
  8. Hola Pierre, bienvenido al blog.

    Es una ruta perfectamente factible para ir con niños, incluso diría que recomendaría hacerla con ellos ya que es corta, fácil y la recompensa merece la pena.

    Un saludo y gracias por la visita.

    ResponderEliminar