LA FRASE DEL MES

LA FRASE DEL MES: "Buscad la belleza, es la única protesta que merece la pena en este asqueroso mundo" (Ramón Trecet).

La Tonda, (1498m). (2 de Febrero de 2008)

Salida: Talamantes (930m).
Llegada: Pico de La Tonda (1498m).
Desnivel: 568m.
Tiempo de subida: 1 hora y 30 minutos, paradas incluidas.
Tiempo de bajada: 1 hora y 10 minutos, con alguna parada.
Cobertura de móvil: Mala en el pueblo y primera parte del recorrido. Buena en la cima.

Cómo llegar: En la carretera N-122 de Borja a Tarazona, al llegar a Bulbuente tomar un desvío que marca Ambel y Talamantes. Desde aquí tenemos 17km de sinuosa y solitaria carretera hasta Talamantes, donde termina.

Itinerario seguido al pico de La Tonda.
Ascensión realizada en solitario.

INTRODUCCIÓN:

Unos años atrás ya había subido a esta cima que aunque no es muy importante, teniendo en cuenta a su vecino Moncayo, dispone de una panorámica privilegiada sobre gran parte de lo que constituye el Parque Natural del Moncayo. Así pues, decido volver a subirla una mañana de sábado para poder disfrutar del entorno toda vez que una ligera nevada había caído la tarde-noche anterior.

ASCENSIÓN:

Aparcando el coche a la entrada del pueblo, donde hay un sitio bastante amplio adecuado para unos seis vehículos, comienzo a andar a las 8.45 de la mañana. El comienzo del camino se encuentra recorriendo la calle principal del pueblo en sentido hacia el río, es decir, hacia abajo. Nada más cruzar el arroyo nos encontramos con una fuente, merendero y una bifurcación.

Bifurcación y merendero a la salida del pueblo.
Comienzo del camino por pista forestal.

Debemos tomar el ramal de la derecha pues el de la izquierda nos lleva por el camino de la famosa “Calcenada”. Los primeros metros son de pista entre corrales particulares y algunos campos baldíos hasta que llegamos al depósito de agua que abastece a la localidad. Aquí la pista se vuelve senda y penetra en el bosque, compuesto de pinar en su mayor parte con hiedras abrazando literalmente los troncos de algunos majestuosos ejemplares de pino.

Senda por el bosque, cómoda y mullida hace el avance rápido.
Mirando hacia las copas de estos grandes ejemplares de pino.

Estamos ya en el barranco de Valdetreviño y la senda transcurre muy cerca del arroyo. En unos minutos llegamos a una señal en el camino que nos indica una fuente, es la Fuente del Boticario.

Fuente del boticario con un fino chorro de agua.

No perdemos nada por acercarnos a verla, está a unos pocos metros de la senda y podemos abastecernos de agua si no lo hemos hecho antes. Recuerdo que cuando estuve por aquí la última vez no había cartel indicador y no localicé la fuente, ahora sí. Vuelvo a incorporarme a la senda y prosigo mi camino por el agradable bosque que me cobija del viento que mueve las copas de los árboles. Aún no imaginaba lo que iba sentir después…

La senda cruza el arroyo en un momento determinado y sale a una pista que seguimos a nuestra derecha. Son sólo unos trescientos metros de pista pues en una cerrada curva a la derecha el camino vuelve a internarse en el bosque de frente, convirtiéndose en senda de nuevo.
Debo decir que el camino está profusamente señalizado con las marcas del GR-90 así que la posibilidad de pérdida está descartada.

Agradezco volver a la senda, mucho más cómoda (y bonita) que las pistas forestales. Cuando llevo un rato de senda cogiendo altura sobre el fondo del barranco empiezan a aparecer unos claros de bosque y la nieve de la tarde anterior tiñe ligeramente de blanco estos espacios entre la espesura del bosque.
La senda vuelve a entroncar con una pista y desgraciadamente no volverá a ser senda,  pues ahora es pista hasta llegar al Collado del Campo y más allá. Al ir tomando altura y estar el camino más abierto la nieve va ganando terreno y en un momento no piso otra cosa que no sea blanco; mis huellas se cruzan con algunas que han dejado un par de animalillos de cuatro patas más madrugadores que yo.

Cruce de pistas y final de la senda que llevaba hasta entonces.

La pista teñida de blanco como el resto del camino que me queda.
Al fondo veo una señal con flechas indicadoras de distintas opciones. Es el Collado del Campo, a 1299m. Aquí hay que tomar una pista-cortafuegos que se dirige a la izquierda (E) obviando ya las marcas del GR que bajan hacia el Barranco de Valdelaplata.

Collado del Campo y cruce de caminos. Torcer a la izquierda.
Ya veo la cima allí arriba, no queda casi nada.
Desde el collado hasta la cima de La Tonda me cuesta unos 25 minutos aguantando el viento que además de gélido viene con fuerza, como ya avisaba mientras caminaba entre el bosque, aunque entonces no pensé que soplaría tanto y sobre todo, tan frío. Al llegar arriba me resguardo del viento pegándome a la pared de una caseta con antena que hay allí.

Cima de La Tonda (1498m). El viento mueve la camiseta de P3000 con fuerza.
El panorama es espectacular pues podemos disfrutar de una de las vistas más completas del P. N. del Moncayo, a saber, Muela del Morrón, Moncayo, Peñas de Herrera, Muela de Beratón, Monte del Tablado, etc.

Vistas hacia La Muela del Morrón y el Moncayo tapado por las nubes.
Peñas de Calcena a la bajada de La Tonda.

Me pongo más ropa de abrigo, hago la foto al vértice geodésico con la camiseta de P3000 y me voy para abajo echando virutas que no está el día para pic-nics.

La idea que tenía en mente hoy era, tras hacer cima, llegar hasta las Peñas de Herrera, rodearlas y volver a Talamantes por otro camino distinto al que he hecho antes; tengo que descartarla por culpa del viento helado que pega hoy y dejarla pendiente para mejor ocasión.

Cuando llego al Collado del Campo hago unas fotos a unas curiosas formaciones geológicas conocidas como “cárcavas” de color amarillento y morado que junto con el blanco de la nieve le dan un aspecto muy original. Son debidas a la erosión fluvial y me choca encontrarlas aquí pues son más propias de zonas semidesérticas pero así es la Naturaleza, oye!

Cárcavas nevadas a la bajada de la cima, cerca del Collado del Campo.

Luego solo queda volver por el camino por el que he venido, sin más.

2 comentarios:

  1. Aupa Micky! Aprovecho esta entrada de un lugar tan familiar para mí para felicitarte por el blog y las actividades tan chulas que has hecho este verano (tremenda la jornada de Tromouse).

    Un día tenemos que subir a La Tonda por la vertiente de Valdeplata que precisamente se sale al collado del Campo a través de esas profundas carcavas,para mi uno de los paisajes más llamativos de todo el parque que nos retrotrae a las películas de indios y vaqueros jeje.

    Un abrazo!
    P.D: Soy Ramiro aunque aquí firme como Rampy.

    ResponderEliminar
  2. Hola Ramiro, sabía que eras tú ya que echo un ojo de vez en cuando a tu blog, grande Delibes!!

    Recojo el guante sobre la subida a La Tonda por Valdeplata, hace tiempo que quería recorrer ese barranco pero otras opciones pirinaicas han copado más mi atención, jeje.

    El blog lo voy completando poco a poco metiendo actividades y ascensiones antiguas, requiere tiempo pero merece la pena.

    Un saludo a ti y a tu padre. Nos vemos!!

    ResponderEliminar