LA FRASE DEL MES

LA FRASE DEL MES: "Buscad la belleza, es la única protesta que merece la pena en este asqueroso mundo" (Ramón Trecet).

Collarada, (2886m). (21 de Julio de 2006)

Salida: El primer día desde el Puente de Canfranc hasta el Refugio de Ip. El segundo día desde el Refugio hasta la cima.
Llegada: Pico de Collarada (2886m) y Collaradeta (2742m).
Desnivel: Unos 1000m hasta el Ibón de Ip desde Canfranc y unos 800m desde el Refugio al Collarada.

Ascensión realizda junto a Ramón.

Itinerario seguido para los dos días.

INTRODUCCIÓN:

Para realizar esta ascensión que luego se vio complementada con la subida a su "hermana" Collaradeta, hicimos noche mi colega y yo en el refugio de Ip, con plazas para 6 personas en tres literas. Decidimos hacerlo así pues Collarada es un pico que tiene una tirada tremenda de más de 1800m de desnivel si sales desde Canfranc-pueblo.

PRIMER DÍA:

Así pues, a las diez de la mañana dejábamos el coche al otro lado del puente de peregrinos que se encuentra nada más pasar Canfranc-pueblo. Hay espacio para unos cuantos coches, no muchos. El principio del camino coincide con el Camino de Santiago, tramo aragonés y a los pocos metros se separa pues nosotros seguimos por la pista y el Camino se va hacia la izquierda. Seguimos un poco más y nos metemos en el bosque pasando por debajo de las vías del tren, de nuestro querido y olvidado "Canfranero". El camino comienza fuerte haciendo lazadas por entre el bosque; vamos pasando por distintos pisos alpinos desde hayas y pinos hasta una zona de helechos y bojes donde el camino hace lazadas cortas pero fuertes ganando así gran altura. El bosque se va aclarando y atravesamos varias cascadas hasta desembocar en la zona más o menos llana del camino donde ganaremos altura ya de una forma muy suave.

Uno de los bellos rincones que esconde este valle.
Vista general del Valle de Ip desde el camino.

Pasamos por un primer refugio con paridera, a unos 1900m de altitud y cerca de dos horas, lo pasamos y seguimos hasta el final donde ya divisamos las construcciones que hay en los alrededores del Ibón/Embalse de Ip. En algo menos de tres horas estamos en la presa de Ip y todo el conglomerado de ruinas que lo acompaña. Decir, no obstante, que en el momento de hacer esta subida estaban trabajando operarios en labores de limpieza de edificios, materiales oxidados...etc.

Ibón de Ip, una enorme presa de aguas verdiazuladas.

Buscamos el refugio de Ip, y allí nos instalamos. Comimos en el Ibón y luego a hacer tiempo pensando en la ascensión del día siguiente.

Ramón, en la puerta del pequeño refugio donde dormiríamos esa noche.
El sol se va poniendo lentamente por la zona de Lecherines/Aspe.

SEGUNDO DÍA:

Al día siguiente, nos levantamos a las seis y cuarto, desayunamos, vestimos y demás y a las siete ya estábamos camino del pico cogiendo el fresco de la mañana. Bordeamos el ibón por la derecha y cogemos las trazas de senda que van unos metros por encima de la orilla hasta salir a la parte de piedras que enfila el camino hasta el collado de Ip. Al principio es piedra con hierba y el camino más o menos se sigue bien pues hay numerosos mojones; después desaparece la hierba y nos encontraremos con un inmenso e incómodo pedregal que tira muy recto y muy fuerte hacia arriba. Es el típico pedregal de dos pasos adelante y uno atrás.

Llegando al Collado de Ip por el pedregal.


Así, con esfuerzo llegamos al collado de Ip, el de la derecha pues hay dos a ambos lados de una mole de piedra que divide el collado. Nos encontramos a 2590m de altura y ahora nos dirigiremos a la derecha para siguiendo hitos, ir ganando altura camino del Collarada. Vemos el característico collar que circunda la cima y hacia él nos dirigimos. Grupos de sarrios nos contemplan curiosos cómo paso a paso vamos acercándonos al collar.

Una vez en él, reconocible por el aspecto blanco de la roca, vamos siguiendo los hitos que en esta pared nos llevarán a ganar la cima después de 2 horas y media desde el refugio de Ip.

Cima del Collarada, 2886m.
Vistas hacia los picos que rodean el embalse de Ip.
Ibón de Ip desde la cima de Collarada.

Contemplamos las vistas, majestuosas desde aquí, Villanúa, Jaca, Midi, Aspe, Lecherines, Punta Escarra, etc. Bebemos algo y nos disponemos a bajar al collado para proseguir con nuestra idea de subir ahora el Collaradeta.

El Pico Collaradeta visto a la bajada del Collarada.
Desde el collado de Ip debemos seguir trazas de senda a media ladera y dirigirnos a un collado entre Collaradeta y el Pico del Fraile. Poco antes de llegar a ese collado giramos a la derecha y encaramos la ladera suave que nos deja en la cima del Collaradeta  en algo así como 25 minutos desde el cuello de Ip. Desde aquí vemos perfectamente el Collarada, que hemos subido antes, y lo inaccesible que parece desde lejos.

Zoom hacia el Collarada desde el Collaradeta.
Cima del Collaradeta con su hermana mayor al fondo.
Ahora descansamos un poco, comemos algo y bebemos y ya volvemos hacia el cuello de Ip y descender el dichoso pedregal hasta el ibón y más tarde el refugio de Ip donde haremos una nueva parada y vuelta final hasta el puente de Canfranc donde damos por terminados estos dos días por el valle de Ip.

Tebarray, (2916m). (13 de Julio de 2006)

Salida: Balneario de Panticosa (1630m).
Llegada: Cima del Tebarray (2916m).
Desnivel: Alrededor de 1300m.

Ascensión realizada con Carlos.

Itinerario hasta el Pico Tebarray.

INTRODUCCIÓN:

Debo aclarar que el desnivel neto es 1300m pero en realidad el desnivel acumulado debe ser bastante más, algo así como 1500m pues el recorrido es largo e incluye numerosas subidas y bajadas que acumulan desnivel. Es el típico recorrido rompepiernas y sobre todo, muchos kilómetros, aunque merece la pena si uno está más o menos en forma.

ASCENSIÓN AL PICO TEBARRAY:

Salimos desde el Balneario de Panticosa aparcando el coche en un lateral de la carretera pues todo está invadido de camiones, máquinas y demás por el tema de las obras de "rehabilitación" del complejo. Menos mal que llegamos pronto pues luego vino una invasión de coches y la cosa para aparcar se complicaba. A eso de las nueve de la mañana estábamos andando camino del refugio Casa de Piedra y su enlace con el GR-11. Esta senda no la perderemos en ningún momento hasta el final, hasta la subida final al pico. Por tanto, sólo debemos fijarnos en las marcas que al principio están un poco por todas partes pues cada uno hace el camino como quiere y eso genera confusiones y múltiples "sendas" paralelas a la que debería ser la única y principal. 

Uno de los numerosos saltos que hace el Caldarés.

Después de un rato subiendo entre piedras y grandes bloques al lado del torrente del Caldarés, viendo diversos saltos, salimos a una zona llana que nos sirve para relajar un poco las piernas, aunque dura poco pues de nuevo volvemos a subir un poco y a bajar hasta el cauce del torrente para enfilar ahora sí, la conocida como cuesta del fraile; que simplemente es una costera algo más dura de lo que hemos hecho hasta ahora que nos dejará en una media hora en el embalse bajo de Bachimaña. Lo rodearemos por la izquierda según subimos, ganando altura por una especie de fajeta que nos lleva al embalse alto de Bachimaña  cuando llevamos una hora y tres cuartos desde el aparcamiento. 

Embalse de Bachimaña alto.
Paramos a beber líquido pues el calor empieza a hacerse notar y nuestras piernas agradecen un descanso de vez en cuando. Ahora iremos por una zona semi-llana que enlaza estos embalses con los ibones Azules, pero cerca de estos últimos volvemos a subir unos metros cruzando varios torrentes. 

Camino de los ibones Azules, pasamos al lado de varias balsas o pequeños ibones.

Hay una indicación de desvío cuando cruzamos el torrente principal que nos informa si queremos ir a los Azules o a los ibones de Bramatuero. Obviamente tomamos el camino de la izquierda (oeste) en dirección a los ibones Azules. Pasamos uno represado, antes había un refugio metálico en este lugar, y llegamos al ibón alto de los Azules donde el camino se interna en un barranco-pedregal donde suele haber nieve siempre, aunque a estas alturas no hace falta pisarla, se esquiva fácil por los lados de los heleros.

Alrededor de una hora y algo más de 300m de desnivel después de los ibones Azules, llegamos al impresionante collado del Infierno; aquí la vista es espectacular, es como un paisaje que a veces llamamos lunar pues no hay vegetación y color de las rocas es gris-rojizo. Vemos en este punto nuestro pico de Tebarray y el ibón del mismo nombre. Dicho ibón ocupa una cubeta perfecta. 

Ibón y Pico de Tebarray desde el Collado del Infierno.

Esta cubeta la rodeamos por nuestra derecha por la senda que se dirige al collado de Piedrafita, a 2782m de altura. En este punto giramos a nuestra izquierda y se abandona la GR-11. Por la cresta vamos ganando poco a poco altura, se pone dura la cosa pero es fácil, primero por la misma cresta y luego por trazas de senda que nos llevan a la cima  en algo así como 4 horas desde el coche. Disfrutamos de las vistas de los Infiernos, Balaitús, Frondellas, Arriel, Palas y un largo etcétera de picos. Abajo vemos el embalse de Respomuso a un lado y el ibón de Tebarray al otro.

Carlos en la cima del Tebarray, con los Infiernos a su espalda.
Yo en la cima del Tebarray; al fondo Balaitús y Frondellas.
Ibón de Tebarray desde la cima del pico del mismo nombre.
Vimos las nubes que se acercaban y oímos los truenos con lo que nada bueno se presagiaba, así que estuvimos lo justo en la cima y bajamos rápido a la seguridad del fondo del valle en cuanto pudimos. 

Uno de los ibones Azules, lugar en el que comimos ese día.
Comimos en los ibones Azules hasta que comenzó a caer alguna gota que luego paró hasta que tras pasar el embalse bajo de Bachimaña, la tormenta nos pilló y esta última hora de bajada la hicimos bajo el chaparrón, eso sí, con los incómodos ponchos puestos.

Pico Arriel, (2824m). (8 de Julio de 2006)

Salida: Caillou de Soques (1410m).
Llegada: Pico Arriel (2824m).
Desnivel: Algo más de 1400m.

Ascensión realizada con Carlos.

Itinerario seguido hasta el Pico de Arriel.

ASCENSIÓN AL PICO DE ARRIEL:

Salimos desde el Caillou de Soques, lugar que se encuentra seis kilómetros después de pasar la frontera del Portalet, en una curva muy pronunciada. Hay varios sitios para aparcar, una cabaña y un cartel del Parque Nacional de los Pirineos. Una vez dejado el coche y preparados para un día duro por el gran desnivel a salvar, nos pusimos a andar penetrando en el bonito hayedo con algunos abetos por el que transcurre la senda. Es una senda ancha y muy cómoda al no haber apenas piedras; va haciendo lazadas por entre el bosque hasta que al cuarto de hora salimos ya fuera del mismo para cruzar el torrente de Arrious por una palanca y pasar a la margen orográfica derecha de dicho torrente.

El camino sigue siendo muy cómodo en todo momento, va ascendiendo de forma paulatina sin grandes costeras que superar por lo que la marcha es suave. Pasamos por un corral rodeado de numerosas vacas y más tarde de una cabaña o corral ahora en construcción bajo un enorme bloque que nos sirve de referencia. (aquí durmió hace muchos años el Conde Russell). Tras pasar este bloque, la senda se aleja un poco del torrente y en grandes y largas lazadas gana altura para dejarnos en una especie de collado que da paso a una zona llana de hierba y grandes rocas, gigantes algunas de ellas. Aquí se puede coger a la derecha, en dirección sur un sendero que al principio solo son mojones pero luego senda que nos lleva directamente al collado de Soba. Nosotros en cambio seguimos rectos por la senda principal pasando a un segundo falso collado que nos deja en otra zona llana y más tarde al conocido collado de Arrious (2259m). Ahora giramos a la derecha y en cinco minutos llegamos al Lac de Arrious, precioso ibón encajado entre grandes paredes a los pies del Pequeño Arriel.

Lac de Arrious.
Marmota en la puerta de su madriguera.

Rodearemos este lago por la derecha para seguir una senda que sin grandes esfuerzos engancha con la senda que salía más abajo y que igualmente nos lleva al collado de Soba. Esta senda que cogimos nosotros, aunque es un camino más largo que el que sale más abajo es sin duda más cómodo que el primero, se gana altura de forma más tendida además de permitir ver el lac de Arrious. A la vuelta bajamos por el camino más directo y es más penoso de hacer por la abundante roca que tiene.

Después de dos horas y media de caminata llegamos al collado de Soba (2449m). Aquí tenemos una bonita vista del Pico de Arriel y lo que nos queda hasta llegar a él.

Primera vista del Arriel desde el collado de Soba.
En el collado de Soba, entre praderas.

Ahora debemos dirigirnos hacia el collado de Arrieles que divide ambos picos, el pequeño Arriel y el mismo Pico Arriel o Saldiecho. A este collado se llega por una senda que al principio es de hierba y piedras para luego dejar paso sólo a la abundante piedra que por medio de numerosos mojones nos deja en el collado a 2608m de altura.

Pedregal que nos lleva hasta la base del Pico Arriel.
Un poco de zoom para apreciar mejor la pared que da acceso a la cima.

Ahora ya enfilamos la subida al pico de Arriel por el caos de rocas que da acceso a la cresta del pico. Al principio seguimos una senda que hace lazadas por el pedregal hasta que llegamos a la propia pared del pico donde debemos guiarnos por los mojones que hay a lo largo de la cresta e ir progresando poniendo las manos en diferentes lugares superando así diversos pasos de IIº grado hasta una zona en la que se sale ya a la arista cimera; pasamos por un paso estrecho donde vemos una piedra plana que nos separa del ultimo tramo a la cima. Este punto es aéreo pero no complicado, se pasa andando el que no tenga vértigo.

Piedra que separa la cresta de la cima propiamente dicha.
Lacs d´Arremoulit desde la subida al pico.

Ya estamos en la cima disfrutando de la inmensa panorámica que se divisa desde aquí; vemos ahí cerca el Pico Palas, el Balaitous, más lejos la Gran Facha, los Infiernos..., y abajo en el valle, Sallent de Gállego, embalses de Lanuza y Búbal...etc.

Cima del Arriel, con el Pico Palas al fondo.
Vistas desde la cima hacia la zona de Respomuso.
Carlos en la cima del Arriel, el Balaitús y las Frondiellas detrás.
Zoom hacia el gran Balaitús con su famosa Gran Diagonal.

Día espléndido, por lo que optamos por comer en la cima extasiándonos mirando los picos cercanos. Después de un rato nos decidimos a bajar, hay que hacerlo con cuidado pero sin miedo, sentando el culo en algunos sitios y en poco rato estamos en el collado de Arrieles. Desde aquí la bajada ya no tiene dificultad, nosotros desde el collado de Soba decidimos bajar por el sitio que antes mencionaba (marcado en el croquis) y así hacer la vuelta más amena viendo otras cosas. En menos de tres horas estábamos abajo contentos por el pico conseguido y pensando ya en el siguiente...

Mallo Acherito, (2362m). (3 de Julio de 2006)

Salida: Aparcamiento de la Mina, Guarrinza. (1225m).
Llegada: Mallo Acherito (2362m).
Desnivel: Unos 1150m.

Ascensión realizada en solitario.

Itinerario seguido al Mallo Acherito.

INTRODUCCIÓN:

El Mallo Acherito es una montaña de forma característica, al estilo del Petrechema, que se encuentra a caballo entre los valles de Ansó y Echo. Aunque se suele subir por la zona de Linza-Zuriza yo decidí hacerlo por Guarrinza-Echo pues en coche se tarda menos en llegar desde Zaragoza, aparte de ser un recorrido menos concurrido. Además, el barranco de Acherito es un lugar que merece la pena hacer aunque sólo sea hasta el final del mismo, sin subir ningún pico; la soledad en este valle es tremenda aún pillando tan cerca de lugares como el ibón de Acherito pero como el desvío a dicho ibón se coge muy pronto el resto del camino es muy solitario.

ASCENSIÓN AL MALLO ACHERITO:

Por el camino, un poco por encima del arroyo vemos al principio en todo momento el Mallo Acherito; más tarde quedará oculto por un resalte en mitad del barranco. Es una prominencia bastante grande que nos sirve de referencia.

Una mirada hacia la zona de Guarrinza al principio de la mañana.
Y otra mirada hacia la parte de Peña Forca.
El Mallo Acherito desde el camino que remonta el barranco del mismo nombre.

Me costó subir al pico cuatro horas, mucho la verdad, pero el tema está en las sendas pues es una zona de muchas vacas, por lo que hay "sendas" hechas por las propias vacas que lo único que hacen es confundir al personal, aunque no hay pérdida pues simplemente hay que remontar el barranco de Acherito hasta casi el final, hasta que se llega a una cabaña (1700m), rodeada, cómo no, de numerosas vacas con sus regalitos esparcidos por todos los lados. Llego a este punto a la hora y tres cuartos desde el aparcamiento. Son las 10.45 y me detengo a beber, comer algo y mirar el mapa para confirmar que voy bien y asegurar mis próximos pasos, los que me deben llevar al collado al lado del Foya de Gamueta. Vemos dos collados separados por un resalte, debemos encaminar nuestros pasos hacia el collado de la izquierda.

El collado de la izquierda es el bueno para subir al pico.

Desde donde estoy, un poco más arriba del llano de la cabaña, miro hacia el collado y se ven trazas de senda pero no muy marcadas, así que la intuición y el buen sentido de la orientación deberán poner algo de su parte. Una vez aprovisionado mi cuerpo de líquido y comida, me pongo en marcha hacia la ladera de la izquierda que pasa por debajo del pico que tenemos a la izquierda, volvemos a encontrar múltiples caminos de vacas y muy de vez en cuando algún mojón que indica el camino correcto. Se echan en falta más mojones...

Al principio son laderas con hierba, algún remanso de arroyo, y pocas piedras, aunque estas últimas van ganando poco a poco terreno hasta que pasamos ahora a la zona derecha en una especie pequeño vallecillo colgado. Aquí ya sólo pisaremos piedras y más piedras, al principio grandes pero luego será piedrecilla descompuesta, muy desagradable de transitar pues la pendiente se acentúa y se dan dos pasos adelante y uno atrás. En este caso, lo que hago es irme un poco a los lados de la senda con objeto de coger piedra más gruesa y así evitar resbalones hacia atrás. Estoy cerca del collado, con la lengua afuera, pero cada vez lo veo más cerca así que me animo a seguir. Son las 12.15 y llego arriba, al collado por fin (2169m); después de tres horas y cuarto desde que salí llego a la parte de arriba. Ahora busco el mejor sitio para abordar la subida a la cima. Es un inmenso canchal que ya da a la vertiente de Linza, el camino rodea por el oeste el resalte que veíamos entre los dos collados, aunque no hay que escorarse mucho hacia la izquierda pues te metes en mitad del empinado y peligroso canchal. Lo mejor es cuando casi desaparece la senda, subir hacia arriba y llegar hasta una zona superior alomada, en la que vemos ya claramente por donde hay que ir. Paso el collado del Huerto de Acherito, asomándome a su vertiginosa vertiente este y me encamino hacia los zig-zags que ganan altura hacia la cima. Aquí sí está todo clarísimo, quizás el único trozo del camino en el que está todo bastante marcado, pues la senda se sigue sin problemas de pérdida debido a que está muy pisada y con numerosos mojones, ahora sí.

A la una del mediodía, cuatro horas después de dejar el coche...llego a la cima en solitario no hay nadie y el panorama es espectacular, acentuado por el mar de nubes que cubre toda la zona francesa. Veo las Agujas de Ansabère al lado del Petrechema y disfruto de esta hermosa vista.

Mar de nubes en la zona francesa del Pirineo.
Petrechema y Sobarcal desde la cima del Acherito.
Autofoto en la cima del Acherito.
Otra hermosa vista desde la cima hacia la zona francesa.

En la cima estoy poco tiempo, el justo para hacer unas fotos, comer algo de fruta y beber líquido. Estamos a principio de Julio y podría formarse tormenta de verano así que bajo sin pausa hasta el llano de la cabaña donde descanso un poco y luego ya a ritmo lento, disfrutando, llego al coche, en el puente de la Mina. Total en bajada: 2 horas veinte minutos, nada que ver con las 4 horas de la subida.