LA FRASE DEL MES

LA FRASE DEL MES: "Buscad la belleza, es la única protesta que merece la pena en este asqueroso mundo" (Ramón Trecet).

Bisaurín, (2669m). (24 de Abril de 2006)

Salida: Refugio de Lizara (1540m).
Llegada: Bisaurín (2669m).
Desnivel: 1160m.
Tiempo empleado: 2 horas y 45 minutos contando paradas.

Ascensión realizada junto con Carlos y Ramón.

Itinerario que seguimos para la ida y la vuelta.
ASCENSIÓN:

Dejamos el coche en el llano del refugio de Lizara y comenzamos a andar a eso de las 9.00 de la mañana. Día nublado pero sin visos de que fuese a llover y de hecho así fue. El camino era el de la vía normal al Bisaurin, es decir, ganando poco a poco altura hasta el collado del Foratón y luego por la cara sur de la montaña.

Al poco de estar caminando nos encontramos con un grupo de sarrios bebiendo que salieron corriendo apenas nos vieron. En pocos segundos estaban encaramados en la seguridad de las rocas.

Sarrios madrugadores corriendo por entre la rocas y la nieve.

Continuamos nuestro camino hasta llegar al collado del Foratón haciendo los zig-zags de rigor para salvar el desnivel. Una vez llegados aquí, caminamos un poco más por la ladera camino de la cima aprovechando los últimos trozos de tierra antes de llegar a la nieve.

Comienza la pala que lleva a la cima del Bisaurín.

Sobre la cota 2200m empezaba la nieve, así que toca calzarse los pinchos y el piolet a mano, unos tragos de agua y alguna cosilla de comer y para arriba. La subida se lleva bien al principio pues se va ganando altura de manera progresiva pero sin gran inclinación hasta que se llega sobre los 2450m que la cosa se pone más vertical pero sin llegar a asustar. El único problema es que la nieve en estas fechas y en cara sur está blanda con lo que uno se hunde en la nieve más de lo deseable y no es cómoda la progresión.

Al poco rato y tras salvar la zona más empinada llegamos a un pequeño hombro en el que ya queremos adivinar la cima, un esfuerzo más y llegamos arriba. La cima es nuestra tras 2 horas y 45 minutos desde el coche. Las vistas son grandiosas aunque las nubes tapan algo el horizonte. 

Carlos y Ramón en la cima, estamos solos.
Carlos y yo en la cima del Bisaurín.
Las típicas cornisas que se forman en el Bisaurín hacia la Norte.

Bajamos por el mismo sitio por el que subimos haciendo una paradilla en el Cuello de Lo Foratón a comer y un rato después nos ponemos de nuevo en marcha hacia abajo. En menos de dos horas estamos en el coche. Estiramientos y...a casa a por la cervecita.

En el Cuello de Foratón, dispuesto para volver.


No hay comentarios:

Publicar un comentario