LA FRASE DEL MES

LA FRASE DEL MES: "Buscad la belleza, es la única protesta que merece la pena en este asqueroso mundo" (Ramón Trecet).

Ibón de Espelunziecha. (9 de Julio de 2013)

Salida: Aparcamiento Portalet (Formigal)
Llegada: Ibón de Espelunziecha.
Desnivel: 230m.
Tiempo empleado: 45 min. solo la ida. Mismo tiempo para la vuelta.

Corta y fácil excursión realizada con mi hijo mayor, Marcos.
El track podéis descargarlo desde wikiloc: http://es.wikiloc.com/wikiloc/view.do?id=4823304



Perfil con los datos de la ruta sacados del GPS.
Aprovechando que estábamos los dos de vacaciones nos fuimos mi chico mayor y yo al Pirineo a hacer esta excursión que sabiendo que era corta y no se iba a cansar el muchacho, encima iba a disfrutar del paisaje y de los animales que suelen estar tranquilamente por esta zona. De hecho vimos vacas, caballos y hasta ranas, así que os podéis imaginar lo que disfrutó... y yo con él, claro.

Una vez que dejamos el coche bien aparcado en ese monstruo que es la zona de parking Portalet de la estación de esquí de Formigal, nos preparamos para empezar la excursión. El pequeño estrenaba botas de montaña así que iba "como un niño con... zapatos nuevos!", jeje.

Dejamos atrás los edificios de la estación y subimos junto a un pequeño torrente hasta coger la pista que va remontando el vallecito de Espelunziecha. Alguna máquina excavadora seguía destrozando el paisaje, como suele ser habitual en esta estación que ni este rincón ha querido dejar sin tocar; en fin, es lo que algunos llaman progreso...

Una vez en la pista pasamos al lado de una pequeña torrentera que parecía una cascada, cruzamos algún torrente y en un momento, cuando vemos como una planicie herbosa bastante grande decidí pasar por allí en medio para no seguir por la aburrida pista. Cuando se cruza este prado comienza a verse trazas de senda que remontan una pequeña ladera. Esta senda sale de nuevo a la pista, que cruzamos fijándonos en un mojón que hay al otro lado y ya solo tendremos que seguir el sendero, ahora mucho más claro, hasta llegar al bonito Ibón de Espelunziecha.

Poco más que decir que no sean las sensaciones de mi chico que, aunque al principio se quejó un poco de la subida por la pista, luego disfrutó muchísimo en cuanto vio los animales y por la zona del sendero, que la tomó como si de un juego se tratara. Un día muy entrañable, la pena es que no pudiera venir la otra mitad de la familia, pero es lo que tiene el no coincidir las vacaciones de unos y otros. Otro día será.

Al principio de la ruta, todavía en la estación. Al fondo, el Midi.

¡¡Mira papi, una cascada!!

En la planicie herbosa, con el pequeño Circo de Espelunziecha detrás, ya cerca.

Una rana al lado del sendero.

Ya queda poco.

Y nieve en mitad de Julio al lado del ibón.

Es hora de comer algo que nos lo hemos ganado, oye!

Papá y Marcos en la orilla del Ibón de Espelunziecha.

Reflejos en el ibón. Una última mirada antes de volver al coche.

Ya dejamos atrás a los caballos y las vacas; que sigan pastando tranquilamente.

4 comentarios:

  1. Da gusto hacer montaña tan bien acompañado.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  2. Sobrino, me imagino lo que disfrutaría Marcos, aunque creo que tú por partida doble al ir tan bien acompañado. A ver si le va gustando la montaña como a su padre y cuando sea más mayor podéis salir a hacer grandes rutas juntos (con permiso de mamá, jejejeje).

    ResponderEliminar
  3. Aupa Mava. Veo que se te cae la baba con ese pequeño que lo convertirás con el tiempo en un gran montañero.No está mal la ruta para empezar.Que sigas así.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  4. Hola a todos,

    Sí que fue un día en el que disfrutamos ambos aunque la satisfacción de compartir afición con el pequeño no tiene precio. Se me nota que se me cae la baba, ¿eh?, ¿qué le voy a hacer?, jeje, es inevitable. Esperemos que no le coja manía a la montaña y luego no quiera venir más.

    Un saludo y gracias por comentar.

    ResponderEliminar