LA FRASE DEL MES

LA FRASE DEL MES: "Buscad la belleza, es la única protesta que merece la pena en este asqueroso mundo" (Ramón Trecet).

Punta Espata, (2202m). (21 de Abril de 2013)

Salida: Pista de la Fuente del Paco (1228m)
Llegada: Punta Espata/Punta a Ralla (2202m)
Desnivel positivo acumulado: Unos 1000m.
Tiempo empleado: 2.45h en subir contando paradas.

Ascensión realizada con Juan Carlos y Pedro.

Descarga el track desde wikiloc: http://es.wikiloc.com/wikiloc/view.do?id=4807010





Perfil del GPS con los datos.
INTRODUCCIÓN:

Dos meses después de la última vez que estaba en los Pirineos volvía a ellos para hacer un pico no muy conocido, ni muy grande, ni siquiera con una belleza que atraiga especialmente pero que tiene unas buenas vistas desde su cima y la subida implica superar mil metros de desnivel, lo cual nos sirve muy bien como entrenamiento de cara a objetivos posteriores más ambiciosos.

No llevábamos una idea muy clara de qué condiciones nos íbamos a encontrar ya que este año la nieve abunda bastante y cualquier tachuela, como la que nos ocupa, puede ganar en interés en condiciones invernales y ponerse la cosa seria. Al final y según veíamos el panorama desde Villanúa decidimos dejar las raquetas en el coche y subir únicamente como material de invierno los crampones y el piolet, que tampoco fueron utilizados más adelante y solo sirvieron para llevar más peso en la mochila, pero hay que llevarlos siempre en esta época por si acaso.

ASCENSIÓN:

Subimos desde Villanúa por la pista de la Trapa hasta llegar a la cadena, desde donde sale un ramal a la derecha que se dirige a la Fuente del Paco; tomamos este ramal y nosotros dejamos el coche en una de las zonas en las que se ensancha la pista y hay sitio más que suficiente para aparcar. Desde aquí seguimos la pista en dirección Este hasta que cruzamos un puente y dicha pista se va convirtiendo poco a poco en senda internándose en el bosque.

En pocos minutos cruzamos el Barranco de Villanúa o de Bozuelo y comienza una fuerte subida por el bosque que nos lleva a pequeños rellanos herbosos para darnos un breve respiro y volver a retomar en breve la subida por bosque más cerrado. Así va transcurriendo el camino con animada charla y disfrutando del paisaje hasta que divisamos a nuestra izquierda la pista de la Trapa, ya cuando estamos a unos 1600m y es que esta pista sube bastante alto aunque se necesita permiso para cruzar la barrera antes citada. No llegaremos a meternos en ella ya que unas trazas de senda nos siguen llevando al pico entre enormes ejemplares de pinos aislados, a partir de aquí el bosque pierde frondosidad pero los árboles son dignos de admirar por su gran tamaño. Dejamos atrás el pequeño refugio del Cubilar de la Espata y proseguimos nuestro camino.

Más o menos después de pasar el refugio (1700m) la nieve es continua ya pero se progresa bien, la pendiente no es fuerte en ningún momento y la nieve está muy bien, no nos hundimos como para necesitar raquetas y las botas agarran bien sin echar de menos los crampones. Con todo esto, el ritmo es bueno pero el calor aumenta y el reflejo de la nieve lo acentúa. Pararemos un ratillo a picotear algo y ver la manera de afrontar el último tramo de la subida.

En este momento Juan Carlos propone que ya que vamos bien podemos hacer una variación del plan previsto y es subir por la cara norte, que sabemos tiene un corto tramo de trepada y bajar después por la sur ya sin prisas. Pedro y yo aceptamos enseguida ya que esta variante le dará un poco de marcha a la salida de hoy.

Para subir por la norte debemos llegar al collado de la Espata, a 2070m y girar entonces al sur para encarar la subida. Sabemos que hay que buscar alguna chimenea que nos permita acceder a la parte alta de la montaña y aunque nos dirigimos a una un poco a lo loco cuando llegamos a su base vemos que no es muy factible la subida por allí aparte de un flanqueo bastante expuesto que tuvimos que comernos al quedar nieve todavía; así que nos vamos un poco rodeando la montaña hacia el Este hasta que encontramos tramos de roca por los que subir sin excesiva dificultad. Una vez arriba solo hay que crestear unos metros andando por buena roca y llegar hasta la cima que tiene una figura y un palo metálicos.

Arriba descansamos, comemos y hacemos fotos disfrutando de las amplias vistas y de la abundante nieve que se ve en las montañas de alrededor, destacando Collarada por encima de cualquier otra. Tras este descanso bajaremos al collado de Bacún, que separa la Punta Espata del Bacún Norte, y descenderemos por lomas de hierba y algunos neveros bajando por una alternativa a la subida que hicimos por la mañana. Esta vez el camino va por la otra vertiente del barranco hasta que ambas variantes se unen (a los 1600m más o menos) y el resto de la bajada es común.

Una actividad sencilla, sin dificultades técnicas, que nos sirvió para ir calentando piernas y que supone otra toma de contacto con el Pirineo que en esta ocasión lucía un gran manto blanco a estas alturas de la temporada. Un agradable día en la montaña.

La senda se esconde bajo la nieve en estos bellos rincones del bosque.

Queda atrás el refugio del Cubilar de la Espata.

Ya vemos nuestro pico en el horizonte y el collado de la Espata.

Hacia el collado de la Espata, también llamado collado Marañán.

En el collado Marañán o de la Espata y la norte del pico al fondo.

Rodeando la Punta Espata para buscar la chimenea de acceso a la cima.

Juan Carlos y Pedro cresteando muy cerca ya de la cima.

Hay foto, hay cima. Punta de la Espata (2202m) con Collarada y Collaradeta a mi espalda.

Vistas hacia el Este, Valle de Tena y cara Sur de la Partacua.

2 comentarios:

  1. Aupa Mava. Tiempo sin ver nada tuyo. Vaya bonita ascensión que habéis hecho y además con un tiempo estupendo. Yo he realizado esa misma excursión pero sin nieve y así el buscar la chimenea para subir no tiene mayor dificultad. tengo intención de volver este año pues cuando estuvimos no vimos nada y además al llegar a la cima,nos nevó.Que sigas así.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  2. Hola Xabier, gracias por entrar y comentar. Es una cima muy modesta pero bueno, tampoco llevábamos idea de hacer nada más grande al estar todo el piri con tanta nieve y nuestro estado de forma todavía regular, jeje. Desde luego no nos defraudaron ni las vistas ni el recorrido, bosque muy bonito.

    Un saludo.

    ResponderEliminar