LA FRASE DEL MES

LA FRASE DEL MES: "Buscad la belleza, es la única protesta que merece la pena en este asqueroso mundo" (Ramón Trecet).

Llena de la Garganta, (2597m). (9 de Junio de 2012)

Salida: Aparcamiento al final de la pista de Aísa.
Llegada: Cima del Llena de la Garganta y vuelta por el mismo sitio.
Tiempo invertido total: Unas 5 horas contando paradas.
Desnivel acumulado: 1150m.

Ascensión realizada con Juan Carlos y gran parte con Iñaki.
Algunas fotos son suyas e incluso Iñaki hizo un vídeo que colgó aquí.

Enlace para la descarga del track en wikiloc: http://es.wikiloc.com/wikiloc/view.do?id=2982072#



Perfil con los datos del GPS.

INTRODUCCIÓN:


Por fin, después de casi 6 meses sin venir al Pirineo puedo hacerlo de nuevo y qué mejor que regresar al piri en el día de mi cumpleaños y con mis compañeros de fatiga habituales, Iñaki y Juan Carlos.
Quedamos en Jaca para recoger a Iñaki y ya los tres subir hacia Aísa y por la pista asfaltada llegar hasta el final de la misma donde dejamos el coche.

ASCENSIÓN:


Hay muchos coches ya en el "aparcamiento", han madrugado más que nosotros pero seguro que casi todos se van al Aspe así que... no nos molestaremos demasiado unos y otros. Cruzamos el riachuelo que hay al lado del pequeño refugio de Saleras y continuaremos por el sendero que va por la divisoria entre el pequeño Valle de Igüer y el de Estarrón.

Cruzamos el río Juan Carlos y yo. Al fondo, nuestro objetivo.

La mañana amanece soleada pero sin estar completamente despejada, no obstante dan cierto empeoramiento para por la tarde, así que esperamos que aguante al menos para hacer la actividad. Y así fue.

Charlamos animadamente ya que llevábamos mucho tiempo sin vernos y casi sin darnos cuenta ya estamos pasando por el abrevadero que hay frente a la zona del "embudo" que hay camino del pico de Aspe. Nosotros seguimos rectos camino del tajo que se abre entre el Llena del Bozo y el de la Garganta.

Iñaki y Juan Carlos camino del Paso Napazal.
Hacemos fotos, algunos hacen vídeos... pero no dejamos de andar apenas. Después de la zona herbosa que llevamos hasta ahora comienza otra zona más molesta, una zona pedregosa e incluso en algún momento con bloques grandes, pero no es muy larga. En breve llegamos a la parte donde tenemos que pisar nieve en esta época; un helero grande y en algunas partes inclinado nos obliga a poner material, crampones y piolet deben salir de la mochila ahora.

Terminando la zona de bloques previa a la nieve.
Yo en la zona más inclinada del nevero, que si por aquí, que si en diagonal...
Iñaki lamentablemente no ha traído material confiando en unas condiciones del terreno más benignas, más veraniegas pero las nevadas tardías y la zona que es, que guarda nieve hasta tarde, hacen que sea necesario usarlo. Así que nosotros seguiremos hacia arriba mientras él decide, sabiamente, darse la vuelta. Menos mal que Iñaki es hombre de recursos y no se conforma con un simple paseo por la montaña, así que decide subirse el Mesola que al menos posee unas vistas estupendas de toda la zona.

En esta parte, una vez superado el nevero, sopla un fuerte viento frío que nos obliga a ponernos al menos un cortavientos y guantes. Debemos llegar casi hasta el Paso Napazal o Brecha Wallon y luego girar buscando los mojones y trazos de senda que nos van acercando a nuestro pico.

Yo faldeando la montaña. Atrás, la Brecha Napazal.
Seguimos una reseña que habla de una chimenea aérea pero fácil, algo expuesta pero bueno, no encontramos nada de eso o al menos por donde subimos tampoco era una chimenea propiamente dicha, sino más bien una abertura en la pared del Llena de la Garganta donde cómodamente se sube a la loma cimera. Después solo hay que andar ya sin riesgo camino del punto más alto. Aclaro, no obstante, que la abertura que usamos nosotros fue la "segunda" que se ve desde el Paso Napazal, hay dos hendiduras claramente visibles, pues bien, la segunda fue la nuestra.

Juan Carlos en la zona más expuesta del acceso a la parte superior.
Cuando llegamos a la cima hacía pocos minutos que habían llegado otros dos montañeros junto a un perro. Aquí sí que soplaba con ganas el viento así que después de unas fotillos buscamos resguardo un poco más abajo del hito cimero y aprovechamos para comer algo y disfrutar de las vistas, aunque el día tampoco está para unas vistas muy nítidas. Las nubes crecen por todos los puntos y hay que darse prisa en ver lo que reconocemos.

Vista del Aspe desde la cima del Llena de la Garganta.
Juan Carlos y yo en la cima. Si foto = Si cima.
Mirada hacia Bisaurin y Puntal de Secús.
Tras un tiempo comiendo y viendo el panorama decidimos bajar. Aparte de que la cosa empeora aquí arriba, tampoco queremos que Iñaki se aburra él solo por ahí (ingenuos de nosotros, y él haciendo picos alternativos, se iba a aburrir este, JA!!). Total que en poco rato desandamos el camino de subida, cruzamos el nevero por una zona más corta aunque igual de expuesta y llegamos al coche casualmente cinco minutos antes de que lo hiciera Iñaki.

En resumen, una actividad provechosa, ya de cierto nivel como entrenamiento previo al verano y en buena compañía, poco más se puede pedir. Una bonita jornada montañera. A ver qué es lo siguiente que hacemos.

2 comentarios:

  1. Aupa. Bonita actividad,me alegro de que puedas ir al Pirineo después de tanto tiempo.Por lo que dices seguro que vas ha disfrutar este año de unos cuantos más.Esta montaña me falta para la lista pues no se si me atrevo a subirla,he estado en la Llena del Bozo y en el Aspe,por lo que he visto no parece muy difícil.Que sigas disfrutando y saludos a Juan Carlos que ya le conozco.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  2. Hola Xabier, gracias por tu visita, como siempre. Da gusto gente tan fiel en el blog, jeje. Es un pico no tan difícil como indican algunas reseñas, tanto de internet como de libros, o al menos a nosotros no nos lo pareció. Apenas se utilizan las manos más que para algún escalón o por seguridad en algún tramo previo a la loma que lleva a la cima.

    A ver si vemos esta cima pronto en tu blog.

    Un saludo y hasta pronto.

    ResponderEliminar