LA FRASE DEL MES

LA FRASE DEL MES: "Buscad la belleza, es la única protesta que merece la pena en este asqueroso mundo" (Ramón Trecet).

Ballibierna y Culebres. (8 de Agosto de 2010)

Salida: Ibón superior de Ballibierna (2475m).
Llegada: Pico de Ballibierna (3067m) y Tuca de Culebres (3062m).
Desnivel: 600m.
Tiempo empleado: Algo menos de dos horas solo la subida.

Ascensión realizada junto a Juan Carlos, Pedro y Andrés.

Croquis del itinerario seguido el segundo día.

INTRODUCCIÓN:

Hemos dormido al lado del Ibón superior de Ballibierna, junto al camino después de que el día anterior hiciésemos el Pico Tempestades y el Margalida. Fue una jornada dura ya que entre el trayecto en coche, la subida a los picos y la bajada a buscar sitio para vivaquear a los ibones de Ballibierna supuso un esfuerzo considerable. Ahora podemos relajarnos haciendo estiramientos, preparando nuestros sacos de dormir y cenando abundantemente a la vez que bebiendo toda la cantidad que nos pedía el cuerpo. Esa rehidratación es importantísima después de un esfuerzo intenso. Nos metemos en los sacos pronto, como solemos hacer Juan Carlos y yo en nuestras andanzas ya que solemos madrugar al día siguiente y además tampoco nos gusta pasar frío fuera si puedes ver las estrellas dentro del saco.

ASCENSIÓN al PICO BALLIBIERNA Y PICO CULEBRES.

Nos levantamos a las 6 de la mañana; es muy pronto para el poco desnivel que tenemos que ganar pero nuestra intención va más allá, queremos coger el autobús de vuelta a Senarta de las 12 de la mañana si es posible por lo que aunque vamos bien de tiempo no conviene perderlo demasiado. No obstante, entre desayunar, recoger bártulos, ponernos las botas, la ropa y que Pedro se apañase los pies que los llevaba un poco fastidiados... nos ponemos en marcha a las 7 de la mañana. Ya ha amanecido a pesar de habernos despertado de noche.

El camino que cogemos sale al lado del Ibón superior, se desliga del GR-11 que va hacia el Collado de Ballibierna y nuestro camino gira dirección sur para afrontar una subida empinada que nos dejará en la Collada Occidental de Ballibierna al cabo de una hora de camino. Hemos ido dejando los Ibones más abajo y en cambio van apareciendo montañas en lontananza.

Comienzo del camino tras separarnos del GR-11.
El Ibón Superior de Ballibierna va quedando abajo. Se ve cómo el GR-11 sigue hacia la derecha de la foto.
El sol comienza a iluminar las montañas como el Macizo de Posets.
Aquí ya nos empieza a dar el sol y tras el primer esfuerzo del día comenzamos a tener calor, paradita a quitarnos ropa y beber. No quiero que me pase lo del día anterior así que hoy beberé más. 

Primer descanso cuando llegamos al collado. Al fondo se ve la cresta de ayer Tempestades-Margalida, la zona del Russell y el Aneto.
En el collado bajamos un poco siguiendo los mojones y pasando cerca del Ibón Chelau de Ballibierna y los otros ibones que quedan más lejanos a nuestra izquierda en el sentido de la marcha. Vemos arriba la montaña de Ballibierna así que seguimos el camino. Tras bajar a la pequeña hondonada volvemos a recuperar altura (qué poco nos gusta esto de perder altura Juan Carlos, ¿verdad?) por una especie de gradas de roca a modo de escalones y pequeñas zonas poco empinadas que retienen todavía algún diminuto nevero. 

Aquí se ve a Mava con Pedro por la zona de los neveros.
Cuando ya ganamos una planicie de piedras vemos un mojón más grande que el resto, es aquí donde confluye nuestra ruta con la que viene desde la Presa de Llauset. Ahora el camino es uno solo y se trata de remontar la pedrera por una senda marcadísima que trazando pequeñas zetas consigue ganar los metros que restan hasta una antecima, ya a 3038m.

Comenzamos a remontar la pedrera que nos lleva a la cima.
Aquí hacemos una breve pausa a extasiarnos con el paisaje, ver la cresta que ayer hicimos, beber algo y pensar que esta es la cima... Un montañero nos da alcance aquí pero prosigue su camino tras charlar un ratillo con nosotros.
Zoom hacia la cresta del día anterior; Tempestades a la izquierda y Margalida a la derecha.

Ibón Chelau desde la antecima del Ballibierna.
Vistas hacia el Valle de Ballibierna.
Cresteando camino de la verdadera cima del Ballibierna.
Llegamos en unos minutos a la verdadera cima del Pico Ballibierna, a 3067m. El mojón es significativo ahora, las vistas son las mismas ahora pero nos guardan una sorpresa, desde aquí se ve perfectamente el Paso del Caballo, que une esta cima con la Tuca de Culebres.

Foto de cima en el Pico Ballibierna (3067m).
Por fin vemos el conocido Paso del Caballo.
Como ya hemos hecho antes una parada, aquí solo nos hacemos la obligatoria foto de cima y nos vamos al Paso. Cuando llegamos a él a mi me sorprende no la caída, que ya había visto fotos y tenía una idea de ello, lo que realmente me deja un poco "chafado" es la longitud del Paso; yo pensaba que iba a ser más largo pero al final no son más de 15 o como mucho 20 metros. En fin, vamos a por él aunque debo decir que si alguien no se atreve a pasarlo siempre puede elegir la opción de ir por un paso alternativo que hay en la parte sur, de esta manera lo evita.

Mis tres compañeros atravesando el Paso del Caballo.
Vista desde el otro lado una vez ha pasado Juan Carlos.
Juan Carlos va de primero y luego Pedro. Después va Andrés y yo me quedo un poco esperando para dejar espacio y no ir todos "en comandita" que podríamos molestarnos unos a otros. Llegan en breve al otro lado Juan Carlos y Pedro y enseguida llegamos el resto pero cuando ya no me queda nada, Juan Carlos me anima a que me ponga a horcajadas para que el nombre de Paso del Caballo adquiera todo su significado, así que dicho y hecho. Al final no es tan fiero el león como lo pintan.

A horcajadas en medio del Paso del Caballo.
Remontamos unos metros hasta llegar al hito cimero de la Tuca de Culebres (3062m). Fotos de rigor y nos vamos para abajo.

En la cima de la Tuca de Culebres (3062m).
Descendiendo hacia la collada previa al corredor de bajada.
Aquí tenemos una pequeña confusión ya que el camino de bajada coincide unos metros con el mencionado paso alternativo que evita el Paso del Caballo, pero enseguida encontramos el bueno y nos ponemos a descender a la Collada y desde aquí por un corredor inclinado y bastante descompuesto bajar por la vía normal de ascensión a estos picos desde el Puente de Coronas. La bajada es inclinada al principio del corredor y con mucha piedrilla suelta pero luego se hace más tendida y con mejor piedra por lo que ayuda a bajar más comodamente. Al final se llega a unos pastos antes de cruzar un torrente y enlazar con el ancho camino que nos deja en el Puente de Coronas.

Bajando por el corredor de piedrecilla suelta.
Ahora a disfrutar de las vistas en la bajada por los pastos.

Llegamos un cuarto de hora antes de que viniera el autobús, es decir, clavamos los horarios. Aprovechamos a estirar un poco, nos refrescamos en el riachuelo y bajamos a Senarta ya en el autobús pensando en la comida que nos íbamos a pegar cuando llegáramos a Benasque.

Un fin de semana redondo, con 4 tresmiles nuevos a la saca y una buena experiencia más que contar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario