LA FRASE DEL MES

LA FRASE DEL MES: "Buscad la belleza, es la única protesta que merece la pena en este asqueroso mundo" (Ramón Trecet).

Otoño en Bujaruelo. (24 de Octubre de 2015)

Salida y llegada: Mesón de Bujaruelo (1338m)
Ruta seguida: Cabecera de río Ara/Ruta ornitológica de Bujaruelo
Tiempo necesario: 1 hora.
Bibliografía utilizada: Web http://www.rutaspirineos.org/

Descarga el track en wikiloc: https://es.wikiloc.com/wikiloc/view.do?id=11212402


Perfil sacado a partir de los datos del GPS.
DESCRIPCIÓN:

Ruta muy sencilla sin desnivel, sin peligro y con buenas vistas y un entorno que en esta época, el otoño, se vuelve más espectacular si cabe. 
Quería llevar a la familia este año a disfrutar de los colores del otoño y después de mirar muchos mapas y barajar opciones di con una ruta en la web http://www.rutaspirineos.org/ donde describían esta ruta y muchas más dirigidas para hacer con niños. Con esta información nos ponemos rumbo a Bujaruelo y ya a partir de Biescas se puede disfrutar de multitud de tonalidades del otoño en el ascenso al Puerto de Cotefablo. Una vez pasado el túnel seguimos disfrutando de estampas bucólicas desde la carretera hasta que finalmente aparcamos en Bujaruelo. Cogemos la pista que sale detrás del Mesón y que está cerrada a vehículos. Transitamos por ella disfrutando de las vistas sobre el río Ara y llegamos al desvío a la pista del valle de Otal, que ignoramos. Bajaremos en cambio unos metros a la derecha para llegar al Puente de Oncins y seguir nuestro camino ahora por la margen izquierda del río, pasando de andar por pista a ir por senda y praderas. Miramos a nuestro entorno continuamente buscando los rincones donde más árboles rojizos, amarillos o cualquier gama de ocres se tercie. Paramos en un sitio cerca del río donde comemos tranquilamente y los críos juegan con las piedras. Después retornamos a la pradera del Mesón pasando por dos palancas, una de ellas hecha con troncos que hace las delicias de los chavales y otra metálica y más segura. Finalmente cruzar el bonito puente medieval que nos deja en el punto de inicio de la excursión.

La ruta está convenientemente señalizada con marcas de pintura blanca y roja de GR y con unos postes de la ruta ornitológica. Además, podremos ver algunos paneles donde se ofrece información acerca de las aves que pueblan estos bosques.

En resumen, un buen día para disfrutar del otoño y más aún haciéndolo en familia. Los chavales disfrutan de la naturaleza y los mayores de verlos así, tan a gusto. 

Primeros colores al otro lado de la pista por la que transitamos.
El río Ara y bosques otoñales en la ladera opuesta.
Ventanas naturales al bosque y al río.
Una muestra de cómo estaba el bosque.
Fuente de la Femalla.
Desde el puente de Oncins, tronco sobre las aguas del Ara.
Mamá y los niños mirando las señales para asegurar el camino.
Tonalidades rojizas en cualquier rincón del camino. Aquí, en el borde de una pequeña pradera.
Árboles otoñales pegados a la roca. Contrastes.
Vaca solitaria pastando ajena a nuestras fotos.
Parada al lado del río para comer.
Otra perspectiva del río Ara.
Senda de vuelta donde la vegetación parece querer cerrarse.
Pero enseguida se vuelve a abrir el paisaje.
Ya nos acercamos al final de la ruta de hoy.
Una mirada atrás para retener el paisaje en el objetivo de la cámara y en nuestras retinas.
Puente medieval de Bujaruelo. Ya hemos acabado la excursión, oohhhhh.
Pero aún pararemos en la pista de regreso a Torla para sacar más fotos. Esta en el camping que hay en el valle de Bujaruelo.