LA FRASE DEL MES

LA FRASE DEL MES: "Buscad la belleza, es la única protesta que merece la pena en este asqueroso mundo" (Ramón Trecet).

Garmo Negro, Algás N y Algás. (12 de Agosto de 2002)

Salida: Balneario de Panticosa: 1630m.
Llegada: Garmo Negro (3051m), Algás Norte (3032m) y Algás (3036m).
Desnivel: Unos 1400m.

Ascensiones realizadas junto a Carlos.

Itinerario seguido para las ascensiones.

INTRODUCCIÓN:

Salimos bastante pronto Carlos y yo desde Zaragoza hasta el Balneario de Panticosa, en el que nos plantamos en unas dos horas, más o menos. Una vez aparcado el coche, nos ponemos los mochilones pensando en pernoctar en los ibones de Pondiellos (luego no lo hicimos) así que cargamos con todo, pero en fin, así son las cosas. En un día lo hicimos todo, el Garmo Negro y los dos Algás.

ASCENSIÓN:

Rodeamos el lago del Balneario y llegamos a la izquierda del mismo donde sale un camino por en medio de bosque que en cortas y fuertes lazadas va ganando altura de manera rápida. Cada vez que giramos la cabeza vemos el balneario más y más abajo. A una media hora o tres cuartos del principio llegamos al llano denominado Mallata baja/baxa de las Argualas, una bonita pradera con algunos árboles y ese día incluso unos caballos pastando tranquilamente por aquí...

Caballos por la Mallata baja de las Argualas.

En este punto hay que prestar atención a un mojón que indica una bifurcación; debemos coger la senda que va hacia la derecha pues es la que nos llevará a la Mallata alta de las Argualas, a unos 2200m de altura. Aquí debemos superar inclinadas pendientes que van subiendo cerca del torrente que baja del macizo de las Argualas. En la parte superior de esta mallata, debemos torcer nuestro camino a la izquierda, hacia el collado de Argualas, si continuásemos por el torrente, todo recto hacia arriba iríamos a parar al collado de Pondiellos, pero hoy no iremos por ahí.

Ahora comienza un camino a media ladera que va perdiendo la hierba, ya sólo pisamos pequeñas briznas hasta que en un momento dado nuestros pasos son sobre dura piedra, suelta pero gruesa; además hay una especie de trocha entre el pedregal que es fácil de seguir hasta nuestro ansiado collado. Pasaremos durante todo este rato por debajo del Garmo Negro dejando dicha mole a nuestra derecha.

Llegamos al collado cerca de tres horas después de empezar a andar, el pequeño pero impresionante circo de las Argualas nos recibe con algún pequeño nevero todavía, que no impide nuestra marcha. Este collado está a 2860m, cerca ya de la cima, pero aún debemos llegar hasta el fondo del circo o casi, para torcer ahora hacia la derecha subiendo por las pedregosas laderas del Garmo Negro, que aunque fácil de ascender nos pone como dificultad las piedrecillas que hacen que nuestras botas resbalen en algún momento por la inclinación haciendo que la progresión sea lenta, aunque segura, en todo momento.

En unas tres horas y tres cuartos contando paradas para fotos, descansos y beber...estamos en la cima del Garmo Negro. La vista es majestuosa, los Infiernos son impresionantes desde aquí, la marmolera se admira perfectamente. Al otro lado tenemos el Algas y el Argualas.

En la cima del Garmo Negro (3051m).

Para subir al Algás N, bajamos del Garmo Negro hasta el collado que separa ambos picos, vemos los Pondiellos y subimos por la cresta poniendo alguna mano en algún momento pero sin mucha dificultad llegamos a la cima del Algas N. Parada antes del Algas secundario, una es hombro de la otra, más que cimas separadas.

Cima del Algás (3036m); detrás destaca el Pico de Argualas.
Del pico de Algas N al llamado pico Algas, a secas, solo hay unos metros en los que se baja un poco para luego volver a subir a este último pico. Admiramos el paisaje, la visión del Garmo Negro y los Infiernos a un lado:

Vista de los Infiernos, al fondo y del Garmo Negro, a la derecha.
El pico de Argualas (que no hicimos) queda detrás nuestro siguiendo la cresta desde aquí. Al final, un día redondo en el que subimos tres picos por encima de los 3000m, y todos en el día, sin necesidad de pernoctar como era nuestra idea al principio. Eso sí, la bajada se hace larga aunque lo conseguido ayuda a llevarla lo mejor posible a pesar del calor de agosto.