LA FRASE DEL MES

LA FRASE DEL MES: "Buscad la belleza, es la única protesta que merece la pena en este asqueroso mundo" (Ramón Trecet).

Cabecera del Valle de Aspe desde Sansanet. (14 de Julio de 2016)

Salida: Aparcamiento de Sansanet (1320m)
Llegada: Gran claro en el bosque con vistas a la cabecera del Valle de Aspe (1391m)
Desnivel positivo acumulado: Unos 160m.
Tiempo total empleado: 1h 30min.

Descarga el track desde wikiloc: http://es.wikiloc.com/wikiloc/view.do?id=14013168


Powered by Wikiloc


Recorrido visto sobre el mapa.
DESCRIPCIÓN:

Aparcando en la zona de Sansanet inciaremos la excursión bajando por la pista forestal siguiendo en todo momento la indicación de los carteles amarillos "Tour du Val d´Aspe". Pasaremos por una pasarela para cruzar el río (gave) de Aspe. Cuando encontremos una señalización hacia el Lago de Estanés, la obviaremos y seguiremos a nuestra izquierda por una pista que poco a poco se irá estrechando y convirtiendo en sendero conforme nos adentramos en el bonito bosque de Sansanet.

Pasamos por zonas muy húmedas donde el barro y las numerosas babosas serán los únicos obstáculos a evitar dentro de lo posible. Una rampa con un poco de desnivel pondrá los gemelos de los peques a prueba pero pronto llegamos a un llano y seguidamente bajaremos hasta llegar a la orilla misma del río. Después lo cruzaremos por un puente de madera y nos dejará en una especie de isla, ya que el río pasa por ambos lados. Aquí no tenía muy claro por dónde ir, si cruzar de nuevo o seguir recto por la "isla", que es lo que hay que hacer, pero la abundante vegetación y algunos troncos cruzados me hicieron dudar. Una vez superados esos troncos y ramas cruzadas saldremos a un gran claro en la parte superior de la isla que comentaba. Desde aquí se tiene una vista estupenda de la cabecera del circo de Aspe con los picos fronterizos haciendo de muralla.

Aquí aprovechamos para comer el bocata y dejar que los chicos jugaran un rato buscando piedras que luego lanzan al río. Tras esta breve parada volvemos por donde vinimos hasta la parte baja de la isla donde pasaremos al lado opuesto al de ida y pasaremos una palanca sobre el río. El camino se va haciendo muy evidente a cada paso y disfrutamos de la frondosidad de este bosque, el musgo lo tapiza todo y las hojas apenas dejan pasar la luz del sol. La sensación de paz es enorme y solo el trinar de los pájaros rompe el silencio.

Llegaremos a una intersección de caminos que, bien señalizada, nos marcará nuevamente "Tour du Val d´Aspe" y es la dirección que seguiremos. Bajaremos por este tramo muy cómodamente hasta el área de descanso de Sansanet donde habíamos dejado el coche poniendo así punto final a esta estupenda ruta ideal para hacer con niños.

Inicio del camino desde el aparcamiento o área de descanso de Sansanet.
Primera de las veces que cruzaremos el río de Aspe en el día de hoy.
Bonito inicio del camino, sombra, vegetación y suelo muy cómodo para andar. Un lujo.
Los chavales se van adelantando, el camino no tiene pérdida así que van a su marcha.
Vistas desde la isla hacia la cabecera del circo de Aspe. Un poco más adelante se abriría el gran claro donde haríamos el descanso.
Cruzando la palanca que nos deja en la otra orilla del río, ya para coger el camino de vuelta.
Un ejemplo del bello bosque de Sansanet. Una delicia para los sentidos.
Ya estamos cerca del final y el bosque va clareando al mismo tiempo que el camino se va convirtiendo poco a poco en pista.

Miradores del Balneario de Panticosa (13 de Julio de 2016)

Salida: Refugio Casa de Piedra.
Llegada: Aparcamiento junto al Lago.
Desnivel positivo acumulado: Unos 200m
Tiempo empleado: 1h 30 min.
Bibliografía utilizada: Rutas con niños en el Pirineo Aragonés. Ed. Xplora.

Descarga el track en wikiloc: http://es.wikiloc.com/wikiloc/view.do?id=14013139


Powered by Wikiloc

Croquis en el mapa de la ruta seguida.
DESCRIPCIÓN:

Segunda excursión de nuestras mini-vacaciones. Esta vez voy a llevar a la familia a que conozcan el Balneario de Panticosa, un bello rincón del Pirineo desde donde salen multitud de rutas a numerosos picos e ibones. Nosotros nos conformaremos con hacer una fácil ruta circular que nos permitirá tener una idea desde lo alto de lo que es el entorno Balneario y de paso ver una de las cascadas más altas de la zona.

La ruta comienza desde el Refugio Casa de Piedra. Nosotros hemos aparcado el coche en el aparcamiento que hay cerca del Ibón de Baños para así tenerlo más cerca a la vuelta. Como decía salimos desde Casa de Piedra y comenzamos a subir por el sendero que hay detrás, muy marcado y sin ninguna pérdida. El desnivel al principio es algo fuerte para el pequeño pero es pronto para estar cansado así que no se queja y seguimos nuestro ascenso dejando poco a poco los edificios del Balneario cada vez más abajo.

En poco rato llegaremos al primero de los miradores, el conocido como Mirador de la Reina donde podemos admirar el paisaje que rodea al Balneario, los tresmiles de las Argualas, y el Ibón de Baños. Tras hacernos unas fotos proseguimos ascendiendo un poco más teniendo vigilados a los niños en todo momento ya que se pasa por zonas en las que una caída no sería deseable. Cuidado con los más pequeños. En breve llegamos al puente que cruza el río Caldarés. Hay posibilidad de alargar el itinerario y seguir el camino sin cruzar el puente y hacerlo en otro que hay más arriba pero nosotros optamos por cruzar ya e ir volviendo poco a poco, sin prisas. Al rato de cruzar el puente llegaremos a un desvío señalizado que nos lleva al Mirador del Rey desde el que vamos a ver el punto fuerte del día, la Cascada del Pino, una caída de agua de unos cuantos metros y que nos llega incluso a salpicar suavemente. Aquí almorzamos algo y bajaremos por sendero cada vez más cómodo, cruzando una barrera antialudes y una tubería. Por entre el bosque llegamos de nuevo al Balneario poniendo fin a esta ruta que tanto ha gustado a los chicos.

Inicio de la excursión detrás del Refugio Casa de Piedra.
Tramos iniciales de la ruta.
Mientras vamos subiendo los tresmiles de las Argualas asoman a lo lejos.
Vistas hacia el Balneario desde el Mirador de la Reina.
Foto tomada desde el puente que cruza el Caldarés.
Cascada del Pino vista desde el Mirador del Rey. 
De regreso por la margen opuesta del río. Pronto nos internaremos en el bosque para regresar al Balneario.

Biescas - Casita de las Brujas (Circular) (12 de Julio de 2016)

Salida: Parque de Arratiecho (Biescas) (860m)
Llegada: Casita de las Brujas (1120m)
Desnivel positivo acumulado: Unos 300m
Tiempo empleado: Unas dos horas (con innumerables paradas)

Descarga el track en wikiloc: http://es.wikiloc.com/wikiloc/view.do?id=14013096


Powered by Wikiloc


DESCRIPCIÓN:

Nuevamente nuestras pequeñas vacaciones tienen como base a la ciudad de Jaca y desde allí nos vamos moviendo cada día para hacer las excursiones. En el día de hoy vamos a hacer una excursión familiar muy conocida, fácil y que transcurre casi íntegramente por un bosque muy bonito con abundantes especies arbóreas. El objetivo es un antiguo refugio forestal que ahora llaman la "Casita de las Brujas" y a la que alguien ha dibujado en su frontal una bruja. Está en un entorno muy verde y al lado de un arroyo.

Comenzamos la excursión dejando el coche en el aparcamiento que hay al lado del parque de aventura de Biescas, que toma el nombre del barranco junto al que subiremos hasta la carretera, Arratiecho. Dicho barranco tiene unos cuantos puentes para poder cruzar de una orilla a otra así que los chavales iban de un lado a otro según les apetecía. 

Una vez llegados a la carretera debemos sujetar a los niños y cruzarla con cuidado; la mejor opción es subir por el sendero que sale enfrente y a la derecha y luego bajar por el otro que vemos a la izquierda, de esta manera haremos la subida de una manera más suave por el sendero de la derecha y los chavales se cansarán menos. El otro sendero tiene tramos más empinados que es mejor tomarlos de bajada.

Cuando ya empezamos la senda propiamente dicha vamos viendo que el sendero es muy agradecido, va trazando largas zetas que harán la subida muy suave y entretenida. Poco a poco iremos viendo como va quedando abajo la población de Biescas y los alrededores de la misma. Oiremos sonidos de distintos pájaros, veremos abundantes mariposas e incluso según la humedad, las babosas también cruzarán nuestro camino. Los chavales disfrutaron mucho con todos los "bichejos" que iban viendo, así además se les hace más amena la subida.

En una hora más o menos llegamos a la Casita de las Brujas, situada en un entorno muy bonito al tener un arroyo/barranco, el de Arratiecho y una vegetación con muchas tonalidades de verde. Una pena que apenas bajara agua por el barranco, sí que más abajo pudimos ver alguna pequeña cascada del agua que se filtra y vuelve a salir. Comimos algo, los chicos merodearon por los alrededores de la casita y ponemos rumbo de vuelta por un sendero que sale justo enfrente del refugio y va hacia abajo. Flechas indicadoras nos marcan el camino. En unos cuarenta minutos estamos en la carretera después de hacer muchas paradas para ver mariposas, el agua del barranco que afloraba en distintos escalones o pequeñas cascadas, etc. Ya solo queda cruzar la carretera de nuevo y bajar junto al barranco de Arratiecho hasta llegar al coche. Un buen día de monte con la familia para empezar las vacaciones.

Subiendo junto al barranco de Arratiecho.
Inicio del sendero desde la carretera.
Una de las zetas que hace el camino de subida.
Ventana natural entre el bosque que nos permite ver parte de la Tierra de Biescas.
Cruce en el camino de subida donde se une con el que viene de Gavín.
Una de las partes que más me gusta de este sendero. El verdor abruma al caminante.
Ya llegamos a la Casita de las Brujas. Las pinturas deslucen sus fachadas, "typical spanish".
Barranco de Arratiecho, aquí encauzado, al lado de la Casita. En este tramo estaba prácticamente seco.
Volvemos ya tomando el sendero que marca hacia Biescas. Es parte del GR-15.
Una de las pocas partes del recorrido donde pudimos ver el agua del Barranco de Arratiecho saltando los escalones por los que discurre su cauce.
Una mirada al sendero de bajada, ya quedaba poquito para llegar a la carretera de nuevo.

Pico Lecherín o de la Garganta de Borau (2567m) (3 de Julio de 2016)

Salida: Final de la pista que viene de Aísa (1490m)
Llegada: Cima del Pico Lecherín (2567m)
Desnivel positivo acumulado: 1150m
Tiempo empleado: 5 horas y media en total.

Ascensión realizada junto a Juan Carlos.
Descarga el track en wikiloc: http://es.wikiloc.com/wikiloc/view.do?id=13895955


Powered by Wikiloc

DESCRIPCIÓN:

Después de nuestro anterior encuentro para subir al Lurien volvemos a quedar Juan Carlos y yo para hacer algún piquillo por Pirineos. Ni yo ni él hemos hecho mucha montaña últimamente, más bien nada, así que nos inclinamos por subir un pico sencillo y sin demasiado desnivel para probarnos y ver si "el que tuvo, retuvo".

Nos vamos pues para Aísa, remontamos la pista hasta donde se acaba y aquí se queda el coche. A las 9 de la mañana estamos andando con el frescor matinal, aunque el día promete ser caluroso y con gran insolación. Pasamos la valla metálica y seguimos por la pista hasta el refugio de Saleras, que queda algo escondido a nuestra izquierda. El comienzo del camino es el común para subir al Aspe y sus dos hermanas, la Llena del Bozo y Llena de la Garganta. Cuando llevamos unos 20 minutos sale a la derecha un camino que se desvía de la divisoria de valles que íbamos siguiendo y se adentra en el vallecito de Estarrón, primero siguiendo las marcas del GR-11 y más adelante poniendo rumbo claramente al norte sin sendero claro, tan solo unos mojones aquí y allá nos marcan el camino.

No hay que adentrarse demasiado en esta dirección pues nos encajonaríamos en la Garganta de Aísa, un paso estrecho e imponente que separa al Aspe del Lecherín y el Sombrero. Al poco vamos encontrando manchas de nieve ya que este año ha sido generoso en nieves y las temperaturas no han sido excesivamente altas para que se vaya. Sorteamos los neveros o cruzamos los que no tienen pendiente acusada y subimos por la ladera cerca de la pared de roca clara para evitar subir por la pedrera que tan incómoda debe ser a la vista de su aspecto. Hay que alejarse de los Mallos Lecherines y subir cerca de la citada pared en busca del collado Lecherines al que se sube de forma cómoda si hemos ido por donde he mencionado. Aquí el panorama ya se abre y los Mallos imponen su verticalidad sobre nosotros. Al Este divisamos Collarada y los otros picos de la zona. Por contra, al otro lado, el valle de Igüer queda muy abajo. 

Estamos ya a 2370m y vemos nuestro objetivo de hoy para situarnos y tener claro por dónde vamos a subir. La idea está clara, la realidad va a ser otra muy distinta y es que sabemos que la chimenea de la izquierda no es la buena, además aún guarda nieve, la descartamos. La segunda chimenea, más a la derecha, tampoco la recomiendan, lo mejor es subir hasta donde acaba la franja más clara del pico y seguir una fajeta que va rodeando el pico hacia el norte y cuando se pasa a la otra vertiente subir cómodamente hasta la cima. Pues bien, nosotros en nuestro estilo característico, seguimos hasta la zona de piedra clara, trepamos la parte fácil y seguimos la fajeta pero ay! esa chimenea tan atractiva y tan fácil sube directa, así nos ahorramos el rodeo y encima le ponemos salsa a la ascensión, pues eso, para arriba que nos vamos por la chimenea que aunque sin ser excesivamente difícil sí nos hace subir con tiento y mirando donde pisamos y donde nos agarramos. Unas trepadas y nos plantamos en la arista cimera que nos deja en una antecima con unas vistas espectaculares; desde aquí solo hay que bajar un poco a una brecha que separa la antecima de la cima principal, lo hacemos y miramos a nuestro alrededor disfrutando del panorama. Esta brecha no es difícil pero he leído muchas veces que la gente se suele quedar en la antecima y no pasar a la cima, la verdad es que las vistas son muy parecidas así que dejo a la elección de cada cual el subir a la principal o quedarse en la secundaria.

Un buen rato, demasiado para nuestras costumbres, pasamos en la cima comiendo, haciendo fotos y hablando con casa para tranquilizar, que no está de más. Toca volver y, ahora sí, haremos caso a las reseñas que hemos leído y bajamos siguiendo los hitos hasta llegar nuevamente al collado Lecherines. Aquí, en lugar de bajar por donde vinimos, vamos a hacer una pequeña variación que leí en el gran blog de David Naval y bajaremos hacia la vertiente de Canfranc para dirigirnos hacia el refugio López Huici (1993m), al que nosotros no llegamos, sino que seguimos haciendo la media ladera y subir al collado de la Magdalena (2043m). Desde aquí, bajaremos al valle de Estarrón siguiendo una senda muy cómoda y muy marcada del GR-11 hasta entroncar con la senda de la ida, ya cerca de la divisoria de valles. Recomiendo hacerlo así para evitar la zona incómoda y sin camino definido que había a la ida, aunque hasta que se llega al refugio López Huici tampoco es muy cómodo el descenso pero es más corto.

Llegamos ya al coche con calor, muchísimo y cansados ya que llevábamos mucho sin subir ningún pico pero al menos no nos ha costado tanto subirlo como pensábamos en un principio así que... "el que tuvo, retuvo".

Llena del Bozo, Llena de la Garganta y Aspe.
Pico Lecherín, a la izquierda, Mallos Lecherines en el centro y Rigüelo a la derecha.
Enfrente el paso de la Garganta de Aísa. Nosotros nos dirigiremos hacia la derecha buscando esa pared que sube al collado Lecherines.


Llegamos a la zona de neveros. Seguimos camino hacia la derecha de la foto, buscando la pared y la hierba por donde subiremos más cómodamente.



Vista del Pico Lecherín con su característico "collar" de roca más clara debajo. También se aprecia la nieve en la chimenea de la izquierda.


Mirada hacia el sur, hacia los imponentes Mallos Lecherines.

Mirada hacia abajo, hacia el valle de Igüer.

Juan Carlos ya está en la cima principal, con el Aspe de fondo. Yo saco esta foto desde la antecima, solo queda bajar a la pequeña brecha y subir unos escalones.

Vistas hacia abajo y al norte, Llano de Tortiellas y zona de Rioseta.

Canal Roya abajo y picos desde el Midi al Balaitús, Anayet, Palas, etc.

Una perspectiva diferente de los Mallos Lecherines. Abajo a la izquierda se aprecia el refugio López Huici.

Antecima en primer plano y Collarada al fondo, Pala de Ip...

Sí foto = Sí cima. Pequeño buzón a mis pies.

Llegando a las inmediaciones del Refugio López Huici y a la derecha se intuye el collado de la Magdalena.

Otra mirada a la mole de Collarada cuando llegábamos al collado de la Magdalena.