LA FRASE DEL MES

LA FRASE DEL MES: "Buscad la belleza, es la única protesta que merece la pena en este asqueroso mundo" (Ramón Trecet).

Pic Le Lurien (2826m). (27 de Septiembre de 2015)

Salida: Lac de Fabrèges (1250m)
Llegada: Pic de Lurien (2826m)
Desnivel positivo acumulado: Unos 1600m.
Tiempo empleado: 3h15min para subir y 2h15min para bajar.
Cartografía utilizada: Carte de Randonnée IGN Vignemale-Ossau-Arrens-Cauterets

Ascensión realizada junto a Juan Carlos.

Descarga el track en wikiloc: http://es.wikiloc.com/wikiloc/view.do?id=10941335


Perfil con los datos del GPS.

DESCRIPCIÓN:

Nuevamente nos juntamos Juan Carlos y yo para volver a la montaña; desde el año pasado en la cresta de Bachimala no habíamos hecho nada juntos y se pasaba el tiempo sin cuadrar agendas. Esta vez no íbamos a realizar desgraciadamente ningún cresterío de 3000´s como otros años pero el objetivo de esta salida tampoco es moco de pavo, un montañón, una de esas montañas visibles desde muchos lugares de nuestro Pirineo y que siendo tan altiva como lo es nunca habíamos decidido el ascenderla. Así que a por ella vamos.

Ponemos rumbo al Valle de Tena y pasamos la frontera del Portalet para, a unos 9km, aparcar al lado del embalse de Fabrèges. Hay buen sitio para aparcar a unos 50m de una visera anti aludes. Aquí sale el sendero que está marcado con un palo de madera entre numerosos ejemplares de helechos donde pone "Col de Lurien".

Comenzamos a ascender por entre los helechos con el fresco de la mañana y pronto nos iremos internando en el bosque. En el bosque hay que seguir la senda que entre retuertas va ganando altura decididamente y conforme va clareando encontramos numerosos árboles talados quizás debido a haber sido derribados por algún alud el invierno pasado. Vamos dejando un arroyo a nuestra izquierda según subimos. Al poco de salir del bosque nos internaremos en un pastizal amplio y largo que suaviza la pendiente que llevábamos y nos servirá para rebajar pulsaciones mientras caminamos charlando animadamente. Dejamos a la derecha una cabaña en ruinas, a unos 1700m de altitud.

Hay que decir que esta ruta está muy muy marcada por lo que es dificilísimo el perderse, más bien habría que querer hacerlo.

Cuando llegamos a la cota 2115m nos encontramos con un enorme refugio de chapa metálica bastante feo en el paisaje. Por dentro está sucio y aunque cuenta con hasta varias habitaciones, los colchones no invitan a tumbarse en ellos. Donde esté un vivac con las estrellas como techo...

Subimos una pequeña loma y pasamos al lado de un pequeño ibón para en unos pocos minutos llegar al Lac de Lurien, mucho más grande que el anterior y situado a 2211m. Lo rodeamos por la izquierda y cuando subimos a lo alto de una pequeña cuesta y ya vemos el pico decidimos tomar un descanso y comer algo. Estamos cerca del Col de Lurien y aunque no es necesario llegar a él para seguir la ruta al pico, nosotros nos dirigiremos a él para el ver el panorama que se divisa desde aquí. Después entroncaremos con la senda que va directa al pico sin desviarse al collado y ya desde aquí nos meteremos en un canchal enorme que nos llevará a la arista. Este canchal no es nada desagradable de subir como otros muchos que hay en el Pirineo y es que la huella está tan marcada en él que se podría decir que vamos por una senda de tierra, solo al final se hace algo incómodo por haber más piedras y porque la inclinación es cada vez mayor.

Para llegar a la arista debemos pasar un par de sitios donde la roca madre rompe el camino y hay que trepar un poco, el primer sitio se sube sin despeinarse y el segundo es una corto y fácil chimenea donde hay que apoyar un poco las manos pero sin mayores dificultades.
Una vez en la arista el panorama se abre hacia el sur y ya se anticipa lo que veremos desde la cumbre, para llegar a ella tan solo hay que caminar hacia nuestra derecha unos metros, unas veces por pedruscos y otras por trazas de senda.

La cima, a 2826m nos depara un paisaje espectacular. Mirando al Sur podemos disfrutar de picos tan emblemáticos como el Palas, el Balaitús, el Arriel, más allá los Infiernos y hacia el Este destacan Anayet, Collarada, Bisaurin, etc. y cómo no y por encima de todos ellos, el Midi d´Ossau, el rey del Valle de Ossau. Al Oeste y algo más lejos que estos destaca sobremanera el Midi de Bigorre.

Estamos unos 30-40 minutos en la cima donde aprovecharemos para comer tras la sesión de fotos y saludar a un grupo numeroso de mañicos como nosotros. Nos vamos para abajo ya que el descenso promete ser muy largo. Y aunque ciertamente lo es, en 2h y 15min conseguimos llegar al coche, cansados por el esfuerzo pero satisfechos de haber hollado tan famosa cumbre.

En la subida se nos irán los ojos atrás para ver el Gran Midi d´Ossau.
Llegando al refugio-barracón de Lurien.
Pequeño ibón al lado del refugio.
Lac de Lurien y al fondo, por donde asoma el sol, nuestro pico.
Lac de Lurien visto desde donde paramos a almorzar.
Vistas desde el Col de Lurien.
Juan Carlos y su discreta mochila afrontando uno de los pasos sin senda.
Pequeña chimenea que hay que superar ya cerca de la arista.
Juan Carlos ya está llegando a la arista.
Ya en la arista, muy pedregosa pero suficientemente ancha para no correr peligro.
Vistas desde la cima. El Midi d´Ossau el primero que recibe nuestros disparos fotográficos.
Una mirada atrás y abajo para ver por dónde vinimos y desde dónde. Ibón de Lurien y mucho más abajo el Lac de Fabrèges.
Abajo el Lac d´Artouste y arriba destacan el Palas y el Balaitús.
Muchos más ahora, Palas, Balaitús y Frondellas, Arriel y al fondo Infiernos. Los lagos del centro, los de Arremoulit.
Foto de cima con un precioso escenario detrás. El día soleado y buena temperatura.
Con el zoom me acerco al Midi de Bigorre. ¿Quizás algún día?
Ya bajando me fijo en algunos detalles como este solitario árbol con vistas vertiginosas.