LA FRASE DEL MES

LA FRASE DEL MES: "Buscad la belleza, es la única protesta que merece la pena en este asqueroso mundo" (Ramón Trecet).

Peña Montañesa, (2291m). (22 de Junio de 2004)

Salida: Monasterio de San Beturián/San Victorián (1100m).
Llegada: Cima Peña Montañesa (2291).
Desnivel: Unos 1200m.

Ascensión realizada con Carlos y con Montañeros de Aragón.

Mapa del recorrido seguido.
INTRODUCCIÓN:

Peña Montañesa es un magnífico mirador del Pirineo, quizás el mejor de todos pues permite ver prácticamente toda la cordillera desde su cima. A pesar de no tener una altura excesiva, la mole de esta montaña destaca desde los alrededores con su característica forma fácilmente identificable. El desnivel es bastante importante, pues hay que tener en cuenta que se sale desde poco más de 1100m y llegamos a 2291m. El punto de salida, el monasterio de San Victorián/San Beturián, no puede tener más historia pues está considerado ni más ni menos como el monasterio más antiguo de España(siglo VI) actualmente en restauración. 

Vista de la montaña desde el Monasterio.

ASCENSIÓN:

Comenzamos pues a andar por la carretera hacia la ermita de la Virgen del Pilar, situada poco antes del monasterio. Junto a ella sale un camino que se interna en el bosque de boj y otras especies de plantas típicas de la vertiente sur, más de clima mediterráneo. En pequeñas pero fuertes lazadas vamos ganando altura por entre el bosque hasta que salimos al lugar llamado O Cantal de la Nariz, a unos 1400m, donde la senda coge más inclinación y nos va llevando hacia una zona de pastos más llana conocida como Os Plans, a unos 1850m de altura. Desde aqui ya vemos unas vistas vertiginosas de toda la parte sur de la montaña, sus cortados y allá a lo lejos los embalses de Mediano y El Grado.

Los grandes embalses situados más abajo de Aínsa.
El Monasterio va quedando muy abajo.

Vamos ascendiendo por una especie de faja que cerca de los cortados nos va dirigiendo hacia la última zona del recorrido. Hace rato que no tenemos vegetación arbórea, sólo pequeños arbustos y hierbas nos acompañan por esta zona. Vemos ya lo que nos queda, la hierba dará paso a la roca, mucha roca y además suelta, lo que hará penoso el caminar por ahí, pero las ganas de subir son mayores que la dureza del terreno.

Pasamos cerca de los cortados de la cara Sur.

Aún nos queda un poco hasta la cima.

Vamos dejando árboles secos y algunos retorcidos en insospechadas formas en este terreno de piedras en el que das un paso hacia adelante y casi das dos hacia atrás pues la pendiente es fuerte y las piedras resbalan al sentir el peso de nosotros sobre ellas. 

Última parte de la subida, ya no queda nada para la cima.
En la cima de Peña Montañesa, a descansar y comer algo.

A las tres horas de marcha, más o menos hacemos cumbre, por fin vemos la parte norte de la montaña y todo el panorama que se abre ante nuestros ojos, gran parte del Pirineo se divisa desde aquí. La lástima es que aunque aquí esté despejado en Pirineos haya nubes que nos tapen parcialmente la vista, de todos modos no deja de ser una vista majestuosa: Cotiella, Tres Sorores y muchos más. Mirar hacia abajo da impresión, pues el pico cae a cuchillo sobre el valle Laspuña. A la derecha vemos todo el cordal de la Peña Montañesa, con los picos de La Tuca, Peña Madrid, etc siguiendo la línea de la sierra.

Uno de los numerosos árboles retorcidos que había en las laderas de la montaña.
Ermita de la Virgen del Pilar, el final de nuestra excursión de hoy.

Ahora toca empaparnos de las vistas, descansar y poner marcha hacia abajo poniendo precaución sobre todo al principio, por la incómoda parte del pedregal, después la bajada es más suave pero se hace larga pues es por el mismo camino y el desnivel grande además el calor no ayuda a llevarla muy bien pero sólo pensamos en llegar abajo y descansar, refrescarnos el gaznate, la cervecita nos espera en Aínsa...